El instrumento que odiaba Mozart y otras 3 curiosidades del artista

Hoy se cumplen 265 años del nacimiento del niño prodigio, compositor, violinista y director de orquesta más influyente en la música clásica

Wolfgang Amadeus Mozart
Wolfgang Amadeus MozartLA RAZÓNLA RAZÓN

Si hay algo evidente sobre Wolfgang Amadeus Mozart es que fue un genio de la música clásica. El compositor y pianista fue considerado, desde su infancia, un prodigio y su influencia en la música continúa siendo inmensa. Nació un día como hoy de 1756 en Salzburgo y falleció el 5 de diciembre en Viena, a los 35 años. Durante su vida, abarcó todos los géneros musicales de su época y fue un excelente organista, violinista y director, destacando las improvisaciones que realizaba en sus conciertos. No obstante, hay rasgos de su vida que continúan siendo un misterio, así como hay ciertas curiosidades que arrojan luz a su carácter impulsivo, excéntrico y optimista.

1. Odiaba la flauta

El compositor no soportaba el sonido de la flauta. Por ello, nunca quería hacer conciertos solo para instrumento, salvo aquellos que le encargaban. De hecho, él solía decir, con su característico humor, que “lo único peor que una flauta son dos flautas”.

2. Padeció una enfermedad

El músico tuvo Síndrome de Tourette, un trastorno nervioso que causa comportamientos compulsivos y obsesivos y que se manifiestan a través de la incapacidad de comportarse adecuadamente en sociedad. Así lo demuestran algunas de sus cartas que se conservan, donde se pueden leer insultos y expresiones vulgares.

3. Una hermana con talento

Nannerl Mozart era la hermana mayor del artista. También fue una célebre música durante el siglo XVIII y fue tildada de niña prodigio desde los 5 años, cuando comenzó a tocar instrumentos de teclado. No obstante, al ser mujer en aquella época, no pudo demostrar, como su hermano, sus habilidades, y se tuvo que dedicar a la maternidad y el matrimonio.

4. Una muerte misteriosa

El genio murió con 35 años por unas causas que aún siguen siendo un misterio. No se realizó autopsia y, por tanto, hay multitud de teorías que intentan explicar el por qué de su muerte. Desde triquinosis hasta gripe, pasando por una afección de riñón o un envenenamiento por mercurio, son algunas de las razones que estudiosos han atribuido. La versión más aceptada, hasta ahora, es que murió de fiebre reumática aguda.