Cantantes de ópera enseñan a respirar a los pacientes de Covid-19

Al ser una secuela común del virus perder capacidad pulmonar, una serie de artistas han ofrecido lecciones vía online para recuperar un ritmo normal de respiración

La entrenadora de canto Suzi Zumpe, arriba, la segunda por la izquierda, dirige un programa de rehabilitación para pacientes con Covid-19
La entrenadora de canto Suzi Zumpe, arriba, la segunda por la izquierda, dirige un programa de rehabilitación para pacientes con Covid-19ENO Breathe

Las secuelas del Covid-19 afectan, en gran parte de los casos, a la respiración. Por ello, qué mejor manera de volver a recuperar el ritmo normal que de la mano de los que mejor saben controlarlo: los cantantes de ópera. A través de una colaboración con un hospital de Londres y bajo el nombre ENO Breathe, la English National Opera ofrece un programa de 6 semanas a pacientes del coronavirus. El objetivo es el de realizar lecciones vocales y ejercicios de recuperación clínicamente probados para aminorar los efectos del virus.

La idea nació el verano pasado, cuando comenzaron a surgir los casos más “largos” de Covid: personas que, habiéndose recuperado de la fase más grave, sufren efectos que incluyen dolor de pecho, fatiga o dificultad para respirar. Ante esto, el director de ENO Breathe, Jenny Mollica, según recoge “The New York Times”, explica que “la ópera tiene sus raíces en el aliento. Esa es nuestra experiencia y por eso pensé que teníamos algo que ofrecer”.

Así, se puso en contacto con la doctora Sarah Elkin, especialista en respiración, y se reclutaron 12 pacientes. Tras una consulta individual, participaron en sesiones grupales realizadas vía online, donde comenzaron a realizar control de postura, así como de breves ráfagas de tarareos y cantos. Todo ello, con el objetivo de animarlos a aprovechar al máximo su capacidad pulmonar que la enfermedad había dañado, así como enseñarles a respirar con calma y manejar la ansiedad.

Si bien no se convierten en cantantes de ópera, “el programa realmente ayuda físicamente, mentalmente y en términos de ansiedad”, explicó a la publicación estadounidense uno de los pacientes.