“The Lady and the Dale”: sexo, mentiras y un coche de tres ruedas

HBO España estrena, en formato documental, la historia de la batalla de una emprendedora transgénero que consiguió poner contra las cuerdas a la mismísima General Motors

En "The Lady and the Dale" se investiga la misteriosa figura de Elizabeth Carmichael, pionera de los coches de bajo consumoFoto: La Razón (Custom Credit)

A mediados de los setenta, Elizabeth Carmichael se erigió como el David contra el Goliat automovilístico que representaba el imperio de General Motors. Gracias al «Dale», nombre con el que su compañía había bautizado a su nueva creación, un coche de tres ruedas que prometía bajar el consumo hasta un tercio respecto a su competencia en plena crisis petrolera, Carmichael se ganó la fama de pionera y no había revista ni programa de televisión que no quisiera hacerle un perfil desde esa perspectiva tan americana de la superación y el manido «querer es poder».

Todo se detuvo, eso sí, cuando se conoció la condición de transexual de Carmichael y que, más allá de los convencionalismos cerrados de mente de la época, su cambio legal de sexo bien podía tener más relación con un oscuro pasado criminal que con su identidad sexual.

Desmontando al emprendedor

Los hermanos Jay y Mark Duplass, productores también del alabado «Wild Wild Country» de Netflix sobre la secta de Rajneeshpuram, vuelven a poner sus medios a disposición de lo disparatado. Esta vez, para contar el ascenso y caída a los infiernos de Carmichael sí, pero también para arrojar luz sobre los motivos de su exposición pública más allá del fraude que resultó ser el coche que prometía revolucionar el mercado: «The Lady and the Dale» es la historia de cómo una mujer puso contra las cuerdas a la industria del coche mundial y cómo esta, nerviosa, dispuso hasta de espías para intentar frenarla. Concebidas originalmente como un largometraje, las tres horas largas de la nueva serie documental de HBO en España se dividen en cuatro episodios cercanos a los 50 minutos de duración. Este dinamismo en la edición, sumado a su intención más informativa que especulativa, resultan en un compendio glorioso que mezcla fondo documental con animación, como si las mentiras de Carmichael y la realidad fueran separadas inteligentemente por los narradores. No se trata tanto de reivindicar la figura de quien fuera, en último término, una estafadora, sino de construir un relato sobre la mentira y cómo, llena de transfobia, la sociedad le dio la espalda a su propia creación mesiánica.

A través de desgarradoras entrevistas con sus hijos y una contextualización digna de tesis, «The Lady and the Dale» es, en último término, una deconstrucción de la figura del emprendedor en Estados Unidos y las reglas que se podían o no romper en función del género. Si bien Oliver Stone o Martin Scorsese, abrieron el debate de los «yuppies» en clave moral, la nueva serie documental lo hace de forma sociopolítica, analizando el poder de influencia de estas figuras en la opinión pública. Al final, la contemporaneidad del asunto nos devuelve la mirada y nos hace preguntarnos, en disforia absoluta, por las vidas que caben en una vida y nuestra necesidad o no de ser ejemplares, desde lo paterno, lo profesional y hasta lo romántico.