Francia busca millonario para comprar “el cuento más impuro jamás escrito”

El gobierno de Macron pretende incluir la obra erótica del marqués de Sade, valorada en 4,5 millones de euros, en la colección de la Biblioteca Nacional gala

Manuscrito de "Los 120 días de Sodoma"
Manuscrito de "Los 120 días de Sodoma"Reuters

“Los 120 días de Sodoma” fue escrito en 1785 por el marqués de Sade, mientras estuvo en la prisión de la Bastilla. Si bien algunos la han tildado de “sadismo”, otros se limitan a especificar que se trata de una novela erótica. Se trata de un relato sobre cuatro libertinos de clase social alta que, con mucho dinero y poder, se dedican a hacer toda clase de perversiones. Todo ello, en búsqueda de una satisfacción sexual extrema, que les llevará a cometer todo tipo de torturas a niños y niñas adolescentes secuestrados. Tal es el argumento que el mismo marqués calificó esta obra como “el cuento más impuro jamás escrito desde el comienzo del mundo”. Ahora, el gobierno francés está en busca y captura de cualquier ayuda que le permita adquirir el manuscrito original.

Valorado en 4,5 millones de euros, Francia quiere hacerse con esta obra para incluirla en la Biblioteca Nacional de Francia. Está buscando ayuda corporativa, explicando a las empresas que podrán beneficiarse de una reducción en el impuesto de sociedades si le ayudan a comprar el pergamino para el estado.

Asimismo, el gobierno liderado por Macron describe “Los 120 días de Sodoma” como “la más radical y monumental” de las obras de De Sade: la “reputación sulfurosa” de este “‘sol negro’ de la literatura, y la influencia que ha tenido en el siglo XX, significa que es de importancia capital en su bibliografía”.

“Los 120 días de Sodoma”, también conocido como “La escuela de libertinaje”, fue realizado con letra minuciosa en un rollo de 12 metros de largo y 11 centímetros de ancho, en 1785. El marqués de Sade escondió el manuscrito en la pared de su celda, donde cumplía condena por escándalos sexuales, y 10 días antes de la toma de la Bastilla, en 1789, el aristócrata fue trasladado a un asilo, dejando atrás su obra. Nunca lo volvió a ver, quedando el manuscrito en manos de una familia durante más de 100 años. Luego, lo vendieron a un coleccionista alemán, quien permitió su publicación por primera vez en 1904.

Prohibido en el Reino Unido en la década de 1950, en 206 una traducción al inglés de la obra se convirtió en un Penguin Classic. Su traductor, Will McMorran, dijo que “su actor ocupará su lugar junto a las grandes figuras de la literatura mundial, muchas de las cuales sin duda se revolcarían en la tumba al enterarse de que su club ahora cuenta con De Sade entre sus miembros”.