CISAC readmite a la SGAE casi dos años después de su expulsión

La entidad española ha llevado a cabo una reforma de su funcionamiento para erradicar las prácticas discriminatorias y otras irregularidades

La puerta de entrada al Palacio de Longoria, sede de la Sociedad General de Autores de España (SGAE)
La puerta de entrada al Palacio de Longoria, sede de la Sociedad General de Autores de España (SGAE)La Razón

La sociedad de autores española, SGAE, ha sido readmitida en la CISAC (organismo que agrupa a las entidades de gestión de derechos de autor) tras implementar una serie de reformas que han transformado a la entidad y su funcionamiento. El Consejo de Administración de la CISAC ha decidido readmitir a la SGAE tras llevar a cabo una revisión de todos los cambios en las prácticas de la sociedad, que han sido implementados durante los últimos tres años con el apoyo de la CISAC. La SGAE fue expulsada temporalmente de la CISAC en mayo de 2019 por infracción de las normas de la Confederación internacional, trato discriminatorio a los titulares de derechos e irregularidades en la distribución de derechos.

Antes de la expulsión, la CISAC llevó a cabo una profunda revisión del funcionamiento de la SGAE y emitió un informe incluyendo un amplio paquete de reformas que la sociedad debía poner en marcha para cumplir con las normas del organismo. Entre ellas, estaban el cese de las prácticas discriminatorias en la elección de los miembros de los órganos de gobierno y de la Comisión de Supervisión y la celebración de nuevas elecciones para la Junta Directiva y la restauración de la representación de todos los titulares de derechos afiliados en los órganos de gobierno de la sociedad.

Asimismo, la SGAE ha puesto en marcha un nuevo código de conducta para resolver los conflictos de interés, cambios en las ponderaciones y coeficientes de distintas categorías de música y la separación de bolsas de música y audiovisual. Otras medidas son limitar a un 20% los derechos a repartir por la música emitida por televisión durante la franja de madrugada de conformidad con la le y el desarrollo de un proyecto tecnológico para solucionar las distorsiones en la valoración de derechos en los informes de usos con motivo de la música inaudible.

“La CISAC ha trabajado durante más de tres años monitorizando, apoyando y evaluando la transformación de la SGAE en una sociedad que cumple con los estándares internacionales. Las reformas introducidas deben ayudar a la SGAE para que ésta pueda servir mejor a sus miembros y socios internacionales, y a la recuperación de la recaudación tras la profunda crisis provocada por la pandemia”, explicó el organismo en un comunicado.