Historia

Arrasan con una excavadora una iglesia visigoda en Badajoz

La Guardia Civil está investigando quiénes han sido los responsables

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil investiga el derribo de casi la totalidad de la iglesia Santa María de Brovales (en la imagen), erigida en Badajoz en época visigoda y de la que ahora solo queda en pie la puerta de acceso oeste y la espadaña que se alzaba sobre esa zona del templo.
El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil investiga el derribo de casi la totalidad de la iglesia Santa María de Brovales (en la imagen), erigida en Badajoz en época visigoda y de la que ahora solo queda en pie la puerta de acceso oeste y la espadaña que se alzaba sobre esa zona del templo. FOTO: Víctor Gibello Bravo Víctor Gibello Bravo/EFE

El Seprona está investigando el derribo de prácticamente la totalidad de la iglesia Santa María de Brovales (Badajoz), una ermita de origen visigodo. Este atentado al patrimonio histórico se ha llevado a cabo con una excavadora. El resultado es que del templo ahora mismo solo queda en pie la puerta de acceso oeste y la espadaña del templo. Los técnicos de la Unidad de Protección del Patrimonio de la Junta de Extremadura se han desplazado a la finca privada para evaluar los daños, informa Efe. «Suceden cosas con una periodicidad que nos parece excesiva a todos los que nos dedicamos a estos temas, pero algo tan impactante como esto hacía mucho que no se veía», remarca el arqueólogo Víctor Gibello Bravo.

El mismo Bravo explica que la iglesia se levantaba sobre un yacimiento de época romana y aclaró que, aunque no se ha procedido a realizar trabajos arqueológicos, se sabe que la parte más antigua de esta arquitectura es de época visigoda. También se conoce que la Orden del Temple conquistó el territorio, construyó en el lugar un oratorio y que se mantuvo el uso religioso hasta el siglo XIX, cuando se abandonó, como sucedió con muchos bienes eclesiásticos. Ahora, los propietarios de la finca han decidido su demolición. Una acción de la que tendrán que responder en los meses siguientes ante el juez.