Crítica de “Monster Hunter”: Jovovich, sálvanos ★★☆☆☆

Un fotograma de "Monster Hunter"
Un fotograma de "Monster Hunter"ImdbImdb

Director: Paul W.S. Anderson. Guión: P. W. S. Anderson (Basado en el videojuego de Kaname Fujioka). Intérpretes: Milla Jovovich, Tony Jaa, Tip Harris. EE UU, 2020. Duración: 99 minutos. Acción.

Detrás de nuestro mundo, al lado o en paralelo, vaya usted a saber, hay otro repleto de dunas desérticas habitado por enormes monstruos que gobiernan sus dominios con eficiente letalidad. Algo que todavía no sabe la teniente de Naciones Unidas Artemis (Milla Jovovich, quien envejece tan bien como las heroínas de los videojuegos que encarna) y el grupo de soldados que lidera aparecen de sopetón en ese extraño orbe, donde se ven pronto rodeados por las feroces criaturas. Allí, mientras todavía no sabe qué ha sucedido ni cómo plantar cara a la extrema situación, Artemis recibe un durísimo golpe para rematar la faena. La batalla por la supervivencia acaba de comenzar frente a estos enemigos con poderes insospechados que poco a poco van sembrando de muertos el árido paisaje. Menos mal que la aparición de un hombre misterioso que conoce el paño, ha sabido adaptarse a las duras circunstancias y conoce la manera de contraatacar a estos dragones raros ayudará de manera clave a la protagonista.

Pero hay otro problema, porque las bestias, que viven bajo tierra y a veces recuerdan aquellas tan monas de los años 50 pero en una versión «hard», suelen «embolsar» a sus desgraciadas víctimas y aprovecharlas para que carguen con los huevos a través de los que se reproducen. Un poco «Alien», sí. Con un ritmo en la acción realmente de consola y una lucha cuerpo a cuerpo muy bien corografiada (aunque en exceso larga), Anderson confirma después de dirigir con éxito taquillero la saga de «Resident Evil» que se trata de un perro viejo en esto de las películas para un público adolescente que maneja la Play mucho mejor que los cubiertos. Jovovich, por su parte, ratifica que hace mucho que no hay un The Rock que la tosa con o sin uniforme. Lo dicho, las palomitas siempre saben mejor mientras vamos subiendo de nivel.

Lo mejor

El director, el público y todo quisqui sabe que el filme nació para entretener, que ya es bastante

Lo peor

Que alguien espere mucho de los diálogos, porque están como decoración