El Teatro Real afronta hoy un nuevo desafío con el estreno de “Peter Grimes”

Tras unas semanas complicadas en el espacio madrileño ante 20 personas contagiadas de Covid-19, la obra se estrena con nueve funciones por delante

Thumbnail

La ópera “Peter Grimes” se estrena hoy en el Teatro Real de Madrid con la puesta en escena de Deborah Warner y una revisión contemporánea de la obra de Benjamin Britten, tras unas semanas complicadas en las que el coliseo madrileño ha afrontado el contagio de Covid-19 de una veintena de personas durante los ensayos.

El director general del Teatro Real, Ignacio García-Belenguer, dio por cerrado el pasado lunes 12 de abril el brote, reiterando que la fecha del estreno de la ópera se mantendría ya que desde la Comunidad de Madrid “no ha habido sensación de riesgo” para el cierre.

Se ha determinado que no se da esa sensación tan grave como para conllevar el cierre del teatro”, explicaba Belenguer en una rueda de Prensa, acompañado por el presidente del Teatro Real, Gregorio Marañón, y el jefe de servicio de enfermedades infecciosas en el Hospital Ramón y Cajal, Santiago Moreno.

241.000 euros en tests

El director general del Real desgranó con detalle los datos de contagios y pruebas de los últimos meses, atendiendo tanto al coro como a los elencos de las distintas obras que han pasado por el coliseo madrileño. En total, desde la apertura de puertas tras el primer confinamiento, se han hecho 4.882 pruebas y se ha invertido 241.000 euros en estos tests.

Para el coro, por ejemplo, en marzo se hicieron 472 pruebas con nueve positivos -en abril se han hecho 212 pruebas-. Belenguer reiteraba que lo importante es “analizar la correlación” de los casos, que en algunas ocasiones se han producido fuera del entorno laboral.

“Sin duda el Teatro Real ha tenido casos, porque no es un oasis, pero a través del cribado y del rastreo se ha sabido que estaban controlados. Se han tomado medidas ejemplares”, defendía Belenguer, quien además ha insistido en el permanente contacto con la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

"Peter Grimes", de Benjamin Britten FOTO: Javier del Real Teatro Real

“Peter Grimes” recupera la historia del individuo “diferente” contra una masa enfurecida que no acepta a estas personas en la sociedad. “Creo que esta obra no pierde fuerza por situarla en un marco contemporáneo, al contrario. En este pequeño pueblo se pueden observar todas las contradicciones de la sociedad actual y, en especial, de aquello que nos habla del rechazo al diferente”, explicaba Warner, quien también trajo al Real su trabajo en “Billy Budd”.

Benjamin Britten escribió esta obra tras terminar la Segunda Guerra Mundial inspirado en un poema de George Crabbe, “The Borough”. Ese título da nombre a un pueblo en el que vive Peter Grimes, que en esta nueva puesta en escena se sitúa en una población costera de Suffolk, cerca de la original.

"El pueblo de la obra original ha crecido mucho en los últimos tiempos, pero por esa zona aún sigue habiendo zonas empobrecidas, que nos sirve para lo que queremos contar", ha añadido Warner. De hecho, la pobreza sirve de hilo conductor para esta historia en la que también se habla de la explotación infantil.

Lejos de “Los Miserables”

“Se podía haber pensado en trajes de época y mantener la ambientación original, pero creo que se corría el riesgo de que fuera demasiado sentimental, como en “Los miserables” por ejemplo. Eso es peligroso. Quería hablar de cómo la pobreza influye en los personajes de una industria pesquera”, avanzaba.

La principal dificultad con la que se ha encontrado la escenógrafa es el de encajar el sistema de aprendices del siglo XIX que incluía la trama de la versión original. "En este caso, Peter y Helen (la profesora) 'adoptan' a un niño e intentan hacerlo lo mejor que pueden, es un triángulo familiar recién descubierto", ha señalado.

Un pueblo y un “delito”

Precisamente, la muerte de tres niños a cargo de Grimes será la causa que origine los problemas con el resto de la sociedad. “Él está aislado y el pueblo es un microcosmos de la sociedad. Su mayor delito es no marcharse y creo que puede haber un Peter Grimes en cualquier lado: alguien que no actúa como los demás y es juzgado por ser diferente”, ha indicado el tenor Allan Clayton, que da voz al protagonista.

La dirección musical volverá a correr a cargo del británico Ivor Bolton, quien ha recordado la importancia capital de esta obra. "Cada ópera de Britten es diferente, aquí usa un lenguaje armónico muy rico y muestra un gran dominio de la orquesta, que son explotados hasta el límite", ha destacado.

“Peter Grimes” tendrá nueve funciones patrocinadas por la Fundación BBVA hasta el próximo 10 de mayo. La obra llega tras varios aplazamientos del estreno -primero ha pasado del 8 de abril al 13 de abril y luego al 19 de abril-, tanto por las trabas burocráticas por el Brexit (parte del elenco es británico) como por los problemas generados por la pandemia de coronavirus.