Libros

Consejos para moverse en el día de Sant Jordi

Un total de once zonas perimetradas y con control de acceso en Barcelona acogerán las tradicionales firmas

Una conocida librería del centro de Barcelona, ha colocado su puesto de venta de libros en la calle para anticipar y evitar las habituales aglomeraciones
Una conocida librería del centro de Barcelona, ha colocado su puesto de venta de libros en la calle para anticipar y evitar las habituales aglomeraciones FOTO: Marta Pérez EFE

Hoy es Sant Jordi y hoy puede salir a regalar un libro y una rosa, incluso puede encontrar a su escritor favorito y podrá pedirle que le dedique su obra más reciente. Pero para que esto funcione sin caer en contagio alguno por culpa del virus, la Cambra del Llibre ha lanzado una serie de consejos que deben aplicarse para todos aquellos que acudan a las librerías catalanas.

Esta semana, el presidente del Gremi d’Editors de Catalunya, Patrici Tixis, anunció que la festividad se llevaría a cabo, en el caso de Barcelona, en once zonas perimetradas y con control de acceso. De esta manera se quiere evitar las aglomeraciones del pasado y que inundaban algunas de las principales vías de la ciudad, como las Ramblas o el Paseo de Gràcia. En esta ocasión se contará con el Passeig de Gràcia (entre Ronda Sant Pere y calle Aragó), Passeig Lluís Companys, Jardinets de Gracia, Plaça Reial, Plaça de Valdivia, Plaça de la Vila, Plaça de Sarrià, Jardines Centelles del Palau Macaya, Plaça Universitat, Plaça Orfila y en la Rambla del Poblenou. Estos espacios albergarán en conjunto unos 180 puestos de venta de libros y rosas con 31 espacios de firmas de libros. A ello habrá que sumar en toda la capital catalana habrá 490 paradas frente a las librerías y floristerías de la ciudad. Será allí donde firmen los autores, lugares gestionados por la Cambra del Llibre.

Más consejos para moverse entre libros en Barcelona. Los Los once espacios tendrán un sentido único de circulación y se diferenciarán los puestos de venta con el de firmas de autores. No podrán sobrepasar el 30% de capacidad y permanecerán abiertos entre las 9 de la mañana y las 20 horas.

Las librerías también podrán disponer de una parada frente a su establecimiento, algo que ya se ha podido constatar desde el pasado miércoles. Será una manera de poder descentralizar este Sant Jordi tan especial. A este respecto, solo en la capital catalana se calcula que desde hace dos días unos 90 establecimientos ya tienen paradas frente su local.

Por otra parte, los protocolos de la que será una de las primeras fiestas cívicas del 2021 contemplan que durante el día de Sant Jordi los puestos de libros y de rosas serán exclusivamente de profesionales de los diferentes sectores de la cadena de valor del libro y de las floristerías, la cual cosa permitirá celebrarlo con unas condiciones óptimas de distancia y seguridad. Cada municipio adaptará la celebración a su dimensión y características propias de su ciudad.

El Gremi d’Editors de Catalunya espera alcanzar unas ventas de libros de un 60 por ciento con respecto a la edición de hace dos años.