Cine

Crítica de “Police”: lo que esconde el uniforme ★★★☆☆

"Police", protagonizada por Omar Sy y Virginie Efira, se estrena este viernes 30 de abril
"Police", protagonizada por Omar Sy y Virginie Efira, se estrena este viernes 30 de abril FOTO: La Razón (Custom Credit)

Directora: Anne Fontaine. Guión: Claire Barré, Anne Fontaine (libro de Hugo Boris). Intérpretes: Virginie Efira, Omar Sy, Grégory Gadebois, Peyman Moaadi. Francia, 2020. Duración: 98 min. Drama.

A veces la ropa huele a nuestra angustia, a las miserias humanas, a los golpes, al miedo, a los crímenes, a una joven molida a palos por su pareja, a un niño muerto ante la mirada vidriosa y desapegada de una madre yonqui. Aristide (Omar Sy), todas las noches, se desnuda en la puerta de casa para dejar de alguna manera fuera el dolor, los hedores de una sociedad violenta que siempre ejecuta a los más débiles. Pero no lo consigue, y, aunque en comisaría suele estar de buen humor, traga pastillas para calmar la ansiedad como si fuesen gominolas. Virginie y Erik también son policías, buenos policías, y también cargan a cuestas con unas vidas personales solitarias y complicadas. Hasta que los une una misión: llevar a un extranjero de vuelta al país del que escapó. Durante el camino al aeropuerto, Virginie, embarazada de nuevo y con la idea de abortar en mente, intenta, sino el suyo, cambiar el destino de ese pobre tipo. Como Aristide, y durante una sola jornada, Fontaine desnuda a los protagonistas de los uniformes (sobre todo, a Virginie, algo mucho menos usual en un género eminentemente masculino) para mirar lo que esconden debajo, los traumas y dureza de una profesión que nunca halla recompensa porque, en el siguiente turno y muy probablemente, aquella víctima de violencia doméstica que decidió seguir junto al maltratador será hoy un atónito cadáver. Solo nos quedan las píldoras y mirar el mar para seguir aguantando.

Lo mejor

Que sabe reflejar con bastante verosimilitud el complicado día a día de sus tres protagonistas

Lo peor

El tramo final de la cinta, aunque para la directora sea su razón de ser, resulta largo y poco creíble