Piden eliminar el beso del príncipe a Blancanieves porque “no fue consensuado”: las redes arden

La polémica sobre la renovada atracción de Disneyland lleva una semana circulando por las redes sociales entre la mofa y los memes

Momento en que el príncipe besa a Blancanieves, dormida en un profundo sueño, para que despierte
Momento en que el príncipe besa a Blancanieves, dormida en un profundo sueño, para que despierteDisneyDisney

Al otro lado del océano Atlántico acaban de inventarse una nueva polémica. Un medio de Estados Unidos criticó que la versión renovada de una atracción de Disneylandia basada en la película de 1937 “Blancanieves y los siete enanitos” mantenga el beso que el príncipe le da a la protagonista y con el que rompe el hechizo.

El medio SFGate, la edición digital del “San Francisco Chronicle”, tras visitar las instalaciones de Disneylandia en Anaheim en su reapertura tras 400 días cerrado por la pandemia, y enseguida trasladó a las redes sociales que observaron que en una de las atracciones del parque, uno de los más antiguos y que el propio Walt Disney inauguró en 1955, mantenía la historia del beso del príncipe azul a Blancanieves. “Blancanieves está dormida y, por lo tanto, el beso no fue consensuado. No puede ser amor verdadero si solo una persona sabe lo que está sucediendo”, fue la opinión lanzada por las periodistas Julie Tremaine y Katie Dowd. La atracción denominada “La terrorífica aventura de Blancanieves” ha cambiado su nombre a ‘El deseo encantado de Blancanieves’.

Ambos periodistas narraron la experiencia en esta atracción interactiva y su conclusión es que “conserva parte del encanto” del original, pero al final de la atracción llega el problema. “¿No acordamos ya que el consentimiento en las primeras películas de Disney es un problema importante? Es difícil entender por qué Disneylandia en 2021 elegiría agregar una escena con ideas tan anticuadas de lo que un hombre puede hacer con una mujer, especialmente dado el énfasis actual de la compañía en eliminar escenas problemáticas de atracciones como Jungle Cruise y Splash Mountain”, dijeron Tremaine y Dowd.

Por supuesto las redes sociales se han dividido entre los que opinan igual que los periodistas, siguiendo la estela de las críticas a las que fue sometida la empresa y que les obligó a actualizar las advertencias para sus clásicos animados como “Dumbo”, “Peter Pan” y “Los aristogatos” para sensibilizar a jóvenes ya adultos por el posible contenido racista en las cintas. Este grupo pide eliminar ese beso. Por otro lado, están los que consideran que la llamada cultura de prohibir todo, se está yendo de las manos y han ridiculizado la propuesta y llenado las redes sociales de memes para ilustrar lo “ridículo” de tan siquiera planteárselo.

Uno de los creadores de Disney, Jim Shull, con 30 años de vinculación con la compañía, ha defendido la escena en redes sociales. “Teniendo en cuenta el hecho de que los cambios culturales ocurren durante décadas, se debe reconocer que, en el contexto de la historia en la que se basa la película, el viaje es correcto. A la gente, por supuesto, se le permite que no le guste la historia, pero el equipo hizo un trabajo espectacular”.

El medio argentino “Clarínha añadido más leña al fuego preguntándole a la experta en literatura infantil Carola Martínez, que explicó que “las ficciones no son reales”. “Nadie le roba un beso a Blancanieves, básicamente porque Blancanieves no existe”.