CEDRO lanza un nuevo servicio para acabar con la piratería

A través del bloqueo de la publicidad digital en páginas ilícitas, la asociación busca “conseguir que internet sea un lugar más seguro para escritores, traductores, periodistas y editores”

La carrera para acabar con la piratería continúa para CEDRO, la asociación de autores y editores de libros, revistas, periódicos y partituras que tiene como misión representar y defender sus intereses, facilitando el uso legal de sus obras. Por tanto, su enemigo es la piratería y las páginas webs que se encargan de distribuir documentos y volúmenes sin atender a los derechos de autor. Ahora, en este ámbito CEDRO ha lanzado un nuevo servicio: ofrece a sus socios y clientes una “solución tecnológica que se integra en las campañas de publicidad digital”, explican a través de un comunicado. Es decir, esta nueva herramienta “excluye, a través de listas automáticas, webs y dominios donde se vulneran los derechos de autor a través del pirateo de contenidos culturales, entre ellos libros y periódicos”, informan.

“Queremos ponerle cada vez más difícil a las webs piratas su actividad”, asegura Jorge Corrales, director general de CEDRO. “Con esta herramienta conseguimos un doble objetivo: por una parte, evitamos la financiación de las páginas piratas (’follow the money’) y, por otra, ayudamos a nuestros socios y a las organizaciones que tienen licencias de CEDRO a que su marca no esté asociada a actividades ilícitas”.

Con este bloqueo de la publicidad en páginas ilegales y piratas, Corrales explica que este servicio se ha desarrollado, al igual que otros proyectos de la asociación, para “conseguir que internet sea un lugar más seguro para la actividad de escritores, traductores, periodistas y editores”. Asimismo, celebra que “al evitar la financiación de sitios piratas estamos apoyando el consumo de la cultura original y a sus creadores y editores”.

Eficiencia, transparencia y responsabilidad, tres valores que CEDRO -autorizado en 1988 por el Ministerio de Cultura para llevar a cabo este tipo de valores- muestra siempre como intrínsecos en sus trabajos. Con este bloqueador además, añade Corrales, “impulsamos prácticas publicitarias saludables, sostenibles y de calidad”.