Enrique Cerezo fue uno de encargados de la entrega de premios
Enrique Cerezo fue uno de encargados de la entrega de premiosGlobo SondaGlobo Sonda

Así son “los Goya universitarios” de 2021

La 11ª edición de Villanueva Showing Festival vuelve a poner el acento en el talento joven del audiovisual español

Con la juventud atascada en la garganta y al grito de un esperanzado “sigamos creando. Que nadie nos quite la ilusión de ser los y las cineastas del mañana”, agradeció la pasada noche el joven Miguel Palenzuela León el galardón obtenido por su cortometraje “No estás solo” dentro de la onceava edición del Villanueva Showing Festival. Nacida como una iniciativa de la Universidad Villanueva, esta gala de premios se viene celebrando desde hace más de una década con el objetivo de involucrar a los representantes del talento audiovisual más bisoño en el desarrollo tanto personal como profesional de la industria cinematográfica y para ello, se presentan a concurso diferentes proyectos cuya duración no excede los cinco minutos de duración y cuyas temáticas de diversa índole delimita la propia edición. Si en ocasiones anteriores la interculturalidad, el perdón, el idealismo o la lealtad capitalizaron las creaciones de los estudiantes, en esta ocasión la solidaridad fue el leitmotiv elegido, algo que indudablemente contenía el corto ganador.

La historia de solidaridad entre niños de Palenzuela -basada en hechos reales- que conquistó tanto al jurado como al público gira entorno a la cotidianidad de un niño con leucemia que ve cómo sus compañeros de escuela terminan solidarizándose con su situación y contribuyen a una inclusión desinteresada y positiva del protagonista. Ese cariz empático que obtuvo el Primer Premio Aceprensa, entronca con otros trabajos igualmente reconocidos durante el transcurso de la gala como la ficción “Una noche fría”, con la que su autor, Miguel Tresguerres Blázquez, cuestiona la prioridad de la ley frente a la importancia de la solidaridad (por la que obtuvo tres galardones: el Tercer Premio, dotado con 500 dólares, la Mejor Dirección y el Mejor Sonido) o el corto de naturaleza documental hispano-ecuatoriano “Karanakuy”, dirigido por Paula Espinoza, en donde la solidaridad ejercida dentro de una comunidad indígena constituía el eje central del relato.

Enrique Cerezo en la fiesta del cine universitario FOTO: Ruben Móndelo La Razón

El Gran Teatro Bankia Príncipe Pío, que ha pasado en un lapso de tiempo relativamente corto de antigua Estación del Norte a contenedor comercial y festivo de hologramas y eventos varios, se encargó de acoger el multitudinario evento, esta particular fiesta del cine universitario que contó con algunos rostros conocidos como el del propio presentador, Roberto Brasero. Con su buen hacer habitual, el popular hombre del tiempo amenizó una entrega de premios dinámica que arrancó y finalizó al más puro estilo graduación académica con reminiscencias de un ya pretérito y generacional High School Musical: con actuaciones de música y baile en directo de algunos de los jóvenes de la escuela Acapella. “Igual en un futuro, cuando ese joven cineasta recoja algún Goya o algún Oscar y le pregunten cómo comenzó, dirá: todo empezó en un festival de cine de la Universidad de Villanueva. Porque el mundo del cine está lleno de sueños”, mencionó al comienzo de la gala Brasero.

En línea con la presencia de caras famosas, el productor Enrique Cerezo fue otra de las personalidades encargadas de entregar galardones, para minutos después de efectuar la correspondiente entrega abandonar el teatro por motivos profesionales (la recogida de otro premio). “A todos los que comienzan, y muchos seguro que llegarán, les deseo toda la suerte del mundo”, afirmó el responsable de la biblioteca de cine español FlixOlé. También la viceconsejera de Política Educativa de la Consejería de Educación y Juventud, Rocío Albert López-Ibor, quiso aprovechar la invitación para destacar la importancia de esta edición ya que, “es fundamental que, después de un año y pico de pandemia, nuestros jóvenes tengan la oportunidad de soñar”.

Juan Antonio Simarro en el "Villanueva Showing Festival" FOTO: Ruben Móndelo La Razón

Asimismo, la joven y prometedora actriz Luna Fulgencio (”Padre no hay más que uno”), de tan solo 10 años, y el cineasta y director de “Orígenes secretos”, David Galán Galindo subieron al escenario para recoger los premios Villanueva Showing Talent 2021, los galardones encargados de reconocer a nuevas voces y creadores emergentes del cine español. El cineasta bromeó con la etiqueta de “talento en pequeño formato” y “talento joven” con que fueron presentados ambos. A medida que transcurría el evento y las presentaciones de los premiados se iban sucediendo, alumnos de la Universidad Villanueva comentaban en voz baja ilusionados y deslumbrados la calidad de los proyectos escogidos y movían incesantes sus piernas con la idea de poder ser los siguientes nombrados oscilando en su cabeza. La nota musical vino de la mano del compositor Juan Antonio Simarro (”La tierra llamando a Ana”), autor de diferentes bandas sonoras, que interpretó en directo una de sus piezas al piano. La forma más acertada de culminar una velada que celebra la inspiración y el apasionamiento desmedido de la juventud y mira al presente del cine para proyectarse en su futuro más inmediato, no podía alejarse de una proyección y gracias a la colaboración de parte del equipo de “Live is Life”, la nueva película de Dani de la Torre, el filme se proyectó nada más finalizar la entrega de premios.