La huella que Miguel Ángel dejó grabada en una escultura de cera

A través de una serie de la BBC 2, se ha revelado un hallazgo en el Museo Victoria & Albert de Londres: “Tales marcas sugerirán la presencia física del proceso creativo de un artista”

Huella dactilar hallada en una escultura de cera de Miguel Ángel
Huella dactilar hallada en una escultura de cera de Miguel ÁngelVictoria and Albert Museum

En febrero de 2020, nació en la cadena británica BBC 2 “Secretos del museo”, un programa de televisión que, como su nombre avanza, busca en cada entrega deslumbrar con algún hallazgo artístico o sacar a la luz alguna investigación. Esta vez, el espacio escogido ha sido el Museo Victoria & Albert de Londres, y el descubrimiento viene de la mano de uno de los grandes: Miguel Ángel. Tal y como describe el portal “Artnet News”, el museo británico cree haber descubierto la huella digital del gran artista italiano, en la superficie de una pequeña escultura de cera.

El hallazgo fue revelado en la serie de BBC 2, donde se describe el proceso de investigación. La primavera pasada, los conservadores trasladaron la delicada obra de una galería hacia un sótano más fresco, con el fin de protegerla del aumento de las temperaturas. En dicha época, el museo permanecía cerrado por la pandemia.

La escultura, “Modelo de cera de un esclavo” (1516-1519), fue realizada, revela “Artnet News”, por Miguel Ángel como parte o boceto del estudio de una obra más grande, creada explícitamente para colocarla en la Basílica de San Pedro del Vaticano, en Roma. No obstante, según se cuenta en “Secretos del museo”, el renacentista nunca llegó a acabar esta gran escultura, de manera que quedó para la historia esta otra figura de cera, que por sí sola muestra la maestría de su autor. De hecho, el proyecto era tan ambicioso que buscaba contar con unas 40 figuras.

Peta Motture, curadora principal del museo, explicaba a “Radio Times” que las esculturas de cera “comienzan a sudar y se ven incómodas”, de manera que el personal “se pone ansioso” durante una ola de calor. Una vez pasó lo peor, la escultura volvió a la galería y fue cuando los conservadores apreciaron una huella dactilar en la figura, que posiblemente se había vuelto visible por “el sudor” de la escultura, que produjera cambios en la composición química de la cera causados por la fluctuación de la temperatura o los niveles de humedad.

Escultura de cera de Miguel Ángel FOTO: Victoria and Albert Museum

“Es emocionante que una huella de Miguel Ángel haya sobrevivido en la cera. Tales marcas sugerirán la presencia física del proceso creativo de un artista. Es donde la mente y la mano, de alguna manera, se unen”, explicó Motture a la BBC, y añade que “una huella dactilar sería una conexión directa con el artista”.

Así, si esta huella es definitivamente comprobada como huella dactilar de Miguel Ángel, esto podría ser un gran paso para la investigación artística, pues ayudaría a resolver varios debates sobre la procedencia de dicha obra.