Jonas Kaufmann, sobre su histórico bis en el Real: “Fue muy especial”

El tenor dejó una noche histórica en el Teatro madrileño junto a Sondra Radvanovsky al protagonizar un par de bises de dos arias diferentes de «Tosca»

Jonas Kaufmann, en el Teatro Real interpretando al Mario Cavaradossi de "Tosca"
Jonas Kaufmann, en el Teatro Real interpretando al Mario Cavaradossi de "Tosca"JAVIER DEL REALEFE

Para Jonas Kaufmann, el brillo de una interpretación reside en la conexión entre voz y personaje. Es decir, un cantante no debe cambiar su técnica ni su esencia para desarrollar un papel, sino que tan solo «hay que vivirlo, hay que sentirlo, hay que ser esa persona, sentir lo que ella siente, todo lo demás viene automático». El tenor así lo hizo el pasado lunes en el Teatro Real, cuando se puso en la piel del Mario Cavaradossi de «Tosca», hasta el punto de ser protagonista de una noche histórica. El espacio madrileño gozó, por primera vez en su historia, de dos bises por parte de dos artistas diferentes en dos arias de la ópera de Puccini. Entre ellos, Kaufmann. El alemán arrasó con el aria «E lucevan le stelle» a «mezza voce» y, un día después, ante los medios de comunicación y con evidente satisfacción en sus ojos, aseguraba que «fue muy especial».

«Intento evitar decir que (Cavaradossi) es mi personaje favorito, pero no es un secreto. “Tosca” es una obra maestra absoluta y cuando estás en compañía de gente como Carlos Álvarez -interpreta al Barón Scarpia-­ todo es aún más divertido», recordaba Kaufmann. El bis, por tanto, se trata de una situación –la de que el público valore la calidad de la escena hasta el punto en que pide, a base de aplausos, que se vuelva a realizar–, «que uno nunca piensa que va a pasar». Hasta que pasa.

Y no ha sido una, sino varias veces, pues «Tosca» está siendo, además de la obra que cierra la temporada del Real, una ópera que está dejando un sinfín de históricos momentos. El primer éxito vino de la mano de Sondra Radvanovsky, soprano que, en el papel de Floria Tosca, deleitó al público el día del estreno con un bis del aria «Vissi d’arte». Esta repetición –que vivió, según explicó a LA RAZÓN como algo «abrumador, desorganizado, pero organizado, loco, todo gracias al público»–, la volvió a realizar en su segunda actuación. Y, de nuevo, el pasado lunes, junto a Kaufmann. «No es algo que pase cada semana, aunque Sondra Radvanovsky lo puede acabar haciendo una tradición», bromeaba el tenor.

La soprano norteamericana, Sondra Radvanovsky y el tenor alemán Jonas Kaufmann, durante "Tosca"
La soprano norteamericana, Sondra Radvanovsky y el tenor alemán Jonas Kaufmann, durante "Tosca"JAVIER DEL REALEFE

«La audiencia española es muy sabia. Reservan los grandes aplausos a quienes de verdad sienten que los merecen. Es el mejor público del mundo». Así agradecía Radvanovsky al día siguiente del estreno el momento que fue el principio de una serie de bises. Para la soprano, que «el Teatro Real haya mantenido las puertas abiertas para salvaguardar el arte este último año es esencial, han tomado el riesgo de demostrar que la ópera es importante en la sociedad en el mundo». Y, al parecer, este esfuerzo está siendo compensado a base de grandes actuaciones. Que no son, por cierto, las primeras, pues el Real ya ha sido testigo de varios grandes aplausos a lo largo de su historia.

Bises en la historia

Desde su reapertura en 1997, en el espacio madrileño, recién nombrado como la Mejor Ópera del Mundo, el primero en realizar un bis fue Leo Nucci. Fue en 2009 con la obra «Rigoletto», de Verdi y en dúo con Patricia Ciofi: realizaron un bis de «Sí, vendetta, tremenda vendetta», aria de la que, más tarde, en 2015, volvió a hacer un bis, aquella vez con Olga Peretiatko. Asimismo, Javier Camarena también ha dado de qué hablar: el tenor mexicano hizo en 2014 un bis en el aria «A mes amis» de «La fille du régiment», de Donizetti, así como en 2019, en el aria «Una furtiva lagrima» de la obra del mismo compositor, «L’elisir d’amore». Además, en 2018, Camarena figuraba entre los solistas que realizaron un bis en el sexteto de Lucía de Lammermoor, al igual que Lisette Oropesa, que repetiría experiencia con la repetición del aria «Addio del passato» de «La Traviata» en 2020.