Las seis mejores películas con las que recordar a Jean-Paul Belmondo

El actor francés participó en más de ochenta cintas y trabajó con algunos de los directores más destacados de la cinematografía francesa como François Truffaut, Claude Lelouch y su inseparable Godard

La última aparición en el cine de Belmondo fue en 2009 con la película 'Un hombre y su perro', de Francis Huster. La imagen pertenece a "Pierrot le fou".
La última aparición en el cine de Belmondo fue en 2009 con la película 'Un hombre y su perro', de Francis Huster. La imagen pertenece a "Pierrot le fou".ArchivoArchivo

Le tocó ser el feo atractivo en una pugna con Alain Delon tan formalmente estéril y profesionalmente condenatoria como la emprendida por la belleza en una época en la que los guapos oficiales estaban de moda porque escaseaban, pero Jean-Paul Belmondo siempre tuvo su público, su validación en la casilla de las fantasías generacionales de la década de los sesenta y un incontestable éxito en términos de icono del deseo propiciado en gran parte por esa masculinidad desordenada, ruda y particularmente francesa que desprendían sus enormes labios mullidos y su nariz de toro salvaje.

Hermosuras cinematográficas aparte, Belmondo, uno de los grandes intérpretes totémicos y determinantes de la Nouvelle Vague fallecido hoy a los 88 años, se dedicó durante cerca de sesenta a hacer cine pese a que el séptimo arte no entraba en sus planes más inmediatos cuando comenzó su andadura. Llegó a asegurar en determinada ocasión que le tiraban más las carpas de rayas que las luces focales de las cámaras: “Quería ser payaso, siempre iba al circo. Fue solo eso lo que me gustó. Boxeo y circo”.

Tanto las más de ochenta películas en las que participó a lo largo de su carrera como los nombres de directores extraordinarios con los que trabajó, entre los que figuran Philippe de Broca, Claude Chabrol, Louis Malle, Peter Brook, Vittorio de Sica, Truffaut o la indisociable figura de Godard -con quien el actor francés firmó algunos de sus mejores y más memorables papeles- avalan su amor por el oficio y es por ello que, sin ánimo de sentar cátedra o de establecer una categorización estanca de grandes éxitos, recordamos seis títulos personalísimos, diferentes, excesivos y cruciales para entender el recorrido de Belmondo y rememorar su legado, siempre con un cigarro en la boca, una pistola en la mano y el deseo enloquecido de seguir jugando.

1. “Al final de la escapada”, dirigida por Jean-Luc Godard, 1959

Un fotograma de "Al final de la escapada" FOTO: Archivo Archivo

2. “Dos mujeres”, dirigida por Vittorio de Sica, 1960

Un fotograma de "Dos mujeres" FOTO: Archivo Archivo

3. “El hombre de Río”, dirigida por Philippe de Broca, 1964

Un fotograma "El hombre de Río" FOTO: Archivo Archivo

4.“Pierrot le fou”, dirigida por Jean-Luc Godard, 1965

Un fotograma de "Pierrot le fou" FOTO: Archivo Archivo

5. “La sirena del Mississippi”, dirigida por François Truffaut, 1969

Un fotograma de "La sirena del Mississippi" FOTO: Archivo Archivo

6. “Pánico en la ciudad”, dirigida por Henri Verneuil, 1975

Un fotograma de "Pánico en la ciudad" FOTO: Archivo Archivo