Muere el pintor valenciano Alex Alemany, miembro del realismo mágico

Ha fallecido a los 78 años a causa de una enfermedad, según han informado a Efe fuentes cercanas al artista

El pintor Alex Alemany
El pintor Alex Alemanyalexalemany.com

“El arte es la más contundente diferencia entre lo humano y lo racional”. Así definía su obra el pintor valenciano Alex Alemany, miembro del movimiento artístico realismo mágico, que ha fallecido esta madrugada a los 78 años de edad a causa de una enfermedad, según han informado a Efe fuentes cercanas al artista y han confirmado medios de comunicación valencianos, como “Levante” o “Las Provincias”.

Nacido el 5 de enero de 1943 en Gandía (Valencia), Alemany, en 1960, ingresó en la Escuela de Artes y Oficios de Valencia, donde cursó los estudios preparatorios para la Academia de Bellas Artes de San Carlos, en la que ingresó en 1961, recibiendo las enseñanzas de Francisco Lozano, Enrique Ginesta, Genaro Lahuerta y Felipe M.Garín.

En 1965 viajó a París, ampliando estudios con artistas contemporáneos, y en 1968 se trasladó a Londres para estudiar en la National Portrait Gallery, según la biografía que publica el catedrático de Historia del Arte Santiago Sebastián en la página web oficial del pintor.

Hasta 1970, Alemany viajó y experimentó varias tendencias pictóricas, incidiendo en el abstracto expresionista, y durante su juventud abordó muchas tendencias de vanguardia, sumergido en la corriente general, hasta encontrar su propio estilo, cada vez más coherente con su sensibilidad poética.

En 1975, pintó las primeras obras de retorno al realismo, intuyendo el movimiento asumido y seguido por otros artistas internacionales, bajo el nombre de “realismo mágico”. Desde 1975 a 1978 se instaló en Madrid, alternando los retratos sociales con sus trabajos de contenido surrealista.

Sus obras, que algunas alcanzan el hiperrealismo, fue derivando “hacia un inconfundible estilo propio, fruto de una introspección personal, distanciándose progresivamente de la frialdad de otros conceptos realistas, deudos de la fotografía, como el realismo americano”, explica el experto en Historia del Arte Santiago Sebastián en la web oficial de Alemany.

Retrató a todo tipo de figuras conocidas, como a la Familia Real, a alcaldes, rectores universitarios, actores o cantantes. Una labor retratista en la que reflejaba no solo lo físico, sino ante todo lo psicológico y simbólico.

La totalidad de su obra pertenece a colecciones privadas y museos y, por principios personales, no participó en concursos ni optó a premios. De 1993 a 2004 presidió el Círculo de Bellas Artes de Valencia, en 1998 fue nombrado académico electo de la Real Academia de Cultura Valenciana, y hasta su fallecimiento vivía y trabajaba en Valencia.