Una fecha y un desafío: Notre Dame se prepara para su restauración

Habiendo ya asegurado y consolidado la estructura de la catedral de París, la institución pública que se encarga de su recuperación asegura que los trabajos comenzarán en invierno

Notre Dame, símbolo artístico y arquitectónico de París
Notre Dame, símbolo artístico y arquitectónico de París FOTO: DPA vía Europa Press

La impulsividad solidaria es un arma de doble filo. Bien puede ofrecer esperanza a quien está afectado de que existe solución a su problema, pero también esa ayuda ofrecida puede enfriarse con el tiempo y, al final, quedarse en tan solo palabras. Es, más o menos, lo que ocurrió con Notre Dame. El 15 de abril de 2019 el arte europeo se quedaba huérfano mientras el planeta atendía en directo al incendio de la catedral de París. Los mensajes de lamento se sucedieron en redes sociales y, con ellos, cómo no, llegaron los superhéroes. Numerosas figuras millonarias -desde la familia de Bernard Arnault hasta dueños de marcas de lujo como Gucci o Yves Saint Laurent-, no dudaron en ofrecer cuantiosas cantidades de dinero para restaurar el monumento. Entonces, todo era solidaridad pero, según adelantaba este diario el pasado 15 de abril, justo dos años después de las llamas, la mayoría de estas propuestas se quedaron en el limbo.

La pista de las donaciones prometidas se convirtió en una nebulosa sobre la que el propio Tribunal de Cuentas pidió una investigación administrativa. Y es que, siendo la última cifra oficial disponible del total de fondos prometidos de marzo de 2020, ésta asciende a 833 millones de euros. De dicha cantidad, un cuarto estaba, en abril, ya recaudado, mientras que los otros tres cuartos, que son nada menos que 640 millones, continuaban en el limbo. Por tanto, si bien la ola de solidaridad se mantuvo incluso meses después del incendio, ha llovido bastante desde entonces: el inicio de la pandemia cortó las donaciones, pues Notre Dame dejó de ser una prioridad.

La catedral de Notre Dame, durante el incendio que sufrió en 2019
La catedral de Notre Dame, durante el incendio que sufrió en 2019 FOTO: Thierry Mallet AP

“Completamente segura”

Esta situación, no obstante, no ha frenado a los encargados de la restauración de la catedral, pues ya pueden “celebrar” que la fase de afianzamiento y consolidación del monumento parisino ha finalizado. Esto, por tanto, da paso a la recta final: la fase de restauración. A través de un comunicado de Prensa, la institución pública encargada de la recuperación del monumento anunciaba que “el trabajo para asegurar y consolidar la catedral de Notre Dame de París, que comenzó el 16 de abril de 2019 (el día después del incendio), se completó con éxito de acuerdo con el cronograma establecido”.

Por tanto, resume Jean-Louis Georgelin, presidente de BFMTV (organización encargada de la restauración), “la catedral está ahora completamente segura, que es sólida en sus pilares y que sus paredes son sólidas”. Con esto, añade un dato que podría ser un triunfo en cuanto a eficacia para Francia: “Podremos seguir adelante con firmeza con la fase de restauración y reconstrucción de las partes destruidas por el incendio para que esté lista para reabrir en 2024″. De esta manera, los trabajos de restauración comenzarán, dicen, este invierno, esperando cumplir el plazo para que el 16 de abril de 2024, fecha coincidente con el quinto aniversario de la catástrofe, se pueda celebrar la primera misa en la nueva Notre Dame.

Entre el diseño y las colillas

Desde que la catedral dejó inolvidables imágenes sumida entre las llamas, los desafíos por parte de Francia han sido numerosos. Todo comenzó con la paralización instantánea del fuego y, con ello, la decisión de ponerse manos a la obra cuanto antes para reparar los daños. El nuevo diseño de la catedral también fue de vértigo. Hubo numerosas discusiones sobre cómo debería lucir el monumento, hasta que por fin se optó por conservar la misma imagen y estructura que la que se construyó a mediados del siglo XIX.

Asimismo, otro desafío continúa siendo el descubrir dónde estuvo el origen de todo. Según los medios de comunicación franceses, los investigadores aún no han descubierto qué causó el incendio. No obstante, sí manejan algunas teorías: por un lado, apuestan por un cortocircuito cerca de la aguja y, por otra, por la negligencia de los trabajadores que realizaban renovaciones, idea impulsaba por el descubrimiento de colillas en los andamios.