Madrid

Garaje Lola, la alternativa “gastromusical” de la capital

Tras un primer curso con nombres como Ainhoa Arteta, Emiliano Suárez encara la segunda temporada de un proyecto nacido en pandemia y que rompe con muchos de los estereotipos de los escenarios madrileños

Imagen de la presentación de la temporada 21/22 en el espacio cultural Garaje Lola
Imagen de la presentación de la temporada 21/22 en el espacio cultural Garaje LolaJesús G. FeriaLa Razon

Hace años que por las calles de Madrid se anunciaba Tetuán como “el Brooklyn madrileño”. Pues bien, pasaron los veranos, las primaveras, los otoños y los inviernos y aquella frase de comercial de inmobiliaria no terminó de explotar... hasta ahora. Una década después de la previsión, se puede decir que tenían parte de razón. Aquel mundo “cool” que se quería potenciar encuentra un oasis en la calle Sorgo, “el callejón de la creatividad y el arte”, define Emiliano Suárez, alma máter del Garaje Lola. Proyecto con el que pretende “revolucionar”, dice, el off de la capital “con un programa de propuestas musicales contemporáneas en un garaje de Tetuán”. La idea de la nave industrial se desarrolla a partir del mismísimo Brooklyn, donde “asistí a una ‘performance’ en una antigua fábrica de cerveza”, y de Bilbao, donde “me atrapó un garaje, el San Mamés, en el que expuse mi primer trabajo fotográfico”.

Tras un primer curso pandémico en el que se vieron figuras de la talla de Ainhoa Arteta (con “La Traviata”) y la soprano Ruth Terán (“Lucía de Lammermoor”), la nueva temporada acaba de arrancar con un concierto del tenor Celso Albelo. Las nueve arias “más difíciles y desconocidas”, presentaban (“extrañas por su enorme dificultad, singulares por su infrecuente interpretación y raras por suprimirse de la partitura original cuando la ópera a la que pertenecen es representada”), de Verdi fue el inicio de de este “agitador cultural” liderado por un Suárez que cuenta con más de 20 años de experiencia en las firmas Suárez y Aristocrazy y que apuesta por la mezcla de arte contemporáneo, gastronomía (el chef Pablo Díez) y música. “Quería darle una vuelta de tuerca al modelo de ocio”, explica Suárez.

Centrados en la programación para la 21/22, el protagonismo es para propuestas de música en directo, de nueva creación y producción propia, centradas sobre todo en lírica y música clásica desde una revisión contemporánea y alternativa. Así, cada mes la oferta musical ofrecerá un espectáculo como el del próximo 22 de octubre: Stefano Palatchi en su nueva faceta de crooner. El mítico bajo que cuenta con más de 30 años de carrera internacional como cantante de ópera, cumple uno de sus sueños ampliando su repertorio y creando una banda de jazz.

Por su parte, el 22 de noviembre tendrá lugar “The Rome with love”, una “shower opera show” donde el tenor italiano Fabio Armiliato interpretará arias de ópera y canciones napolitanas en la ducha. Un espectáculo inspirado en el cameo que el aclamado artista realizó en la película “Desde Roma con Amor”, de Woody Allen. Y el 17 de diciembre tendrá lugar uno de los “hitos de la temporada”, aseguran, en el que la soprano granadina Mariola Cantarero se enfrenta a las tres grandes escenas de las reinas Tudor de Donizetti: María Estuardo, Ana Bolena e Isabel I. “Tres estremecedores finales del compositor romántico Gaetano Donizetti y un extraordinario reto vocal para Cantarero”.

Entre los avances del 2022 se encuentran cuatro propuestas donde Emiliano Suárez participa en la idea creativa y la dirección de escena. Así, en enero tendrá lugar “Wozzeck Scenes”, fragmentos escenificados de la ópera de Alban Berg en una novedosa versión para piano; en marzo se realizará un homenaje al maestro Antón García Abril; en mayo una adaptación de la película musical “Cabaret”, adaptada para la soprano Carmen Romeu; y en junio “Il Cherubino”, donde la soprano Natalia Labourdette interpretará los más famosos personajes travestidos de la historia de la ópera. La temporada musical se completa con “Flores para Venezuela”, un recital de canción latinoamericana que tendrá lugar en febrero y que estará a cargo del tenor Aquiles Machado, con un repertorio compuesto por temas de Carlos Guastavino, Alberto Ginastera, Lopez Buchardo, Antonio Estévez o Ernesto Lecuona.

La línea de trabajo de Garaje Lola se completa con un potente programa expositivo de arte contemporáneo emergente. Desde el pasado 15 de septiembre y hasta el próximo 4 de octubre se puede visitar la exposición de “Smelter Collective”, el trabajo de investigación resultante de la unión entre el trabajo del fotógrafo Fernando Iglesias Más y el artista Marc Janus; un proyecto que logra un interesante equilibro entre pintura y fotografía. Del 7 al 29 de octubre se acogerá “Arte textil”, la muestra individual de la joven artista venezolana Isabella Despujols, quien enfoca su trabajo hacia el bordado manual. Del 3 al 26 de noviembre, “El Deseo”, una muestra colectiva donde estudios y artistas como Hermanos Campana, Carlos García, Kike Garcinuño, Pablo Sola y Adriana Marmorek enseñan sus trabajos en torno a esta pulsión. Félix R. Cid se presentará del 1 al 15 de diciembre; y Emiliano Suárez recopila, del 17 de diciembre al 10 de enero, en “#Textures” los tres proyectos fotográficos en los que ha retratado las ciudades de Nueva York, Chicago y La Habana.