Teatro

¿Qué significa la pegatina que llevan en los Premios Max?

La cita teatrera en el Arriaga de Bilbao ha comenzado con una reivindicación

Juanjo Llorens, segundo premiado de la gala de los Premios Max por su labor como iluminador de "La mort i la donzella"
Juanjo Llorens, segundo premiado de la gala de los Premios Max por su labor como iluminador de "La mort i la donzella"Luis TejidoEFE

Siempre hay algo que se escapa del guión. Siempre hay un detalle que llama la atención y no estaba agendado. Y en esta ocasión no iba a ser menos. Empezó la gala de los Premios Max y ahí estaba él. Ahí estaba ese detalle: una pegatina negra con una cruz blanca que lucía en la pechera de muchos de los presentes. Sencillo, inofensivo, pero presente. Casi como una bandera pirata. Un símbolo que lleva directamente al sindicato Solidaridad Obrera y la Plataforma de Técnicos Afectados y que hace referencia a la oferta de empleo (OEP 2018) que desemboca en nuevas movilizaciones en varios teatros nacionales de Madrid.

Paros que están presentes desde mediados de septiembre y que tendrán lugar, de nuevo, el viernes de las 12:00 a 14:00 horas y de las 18:30 a 20:30 horas. Citas en las que, en su horario vespertino, coincidirán con el estreno de “Los Gavilanes” en el Teatro de la Zarzuela, además de las funciones de “N.E.V.E.R.M.O.R.E.” y “El libro de Sicilia”, ambos en el Teatro María Guerrero. Por su parte, las representaciones de “El bar que se tragó a todos los españoles” (en el Valle-Inclán), “Antonio y Cleopatra” y “Fuenteovejuna” (ambos en la Comedia) también están en el aire.

La Plataforma de Técnicos afectados por la OEP 2018 manifiesta en una nota que esta nueva convocatoria está provocada por el “desinterés de Función Pública por abrir una vía de negociación” para dar solución a las bases de la convocatoria de empleo público que deja fuera a muchos de los actuales técnicos teatrales. Aunque reconocen que tras la reunión que mantuvo la Subdirección General de Personal con varios miembros del comité de huelga hubo un “acercamiento”, sin embargo “la negociación parece haberse estancado”.

Los afectados indican que, en la reunión de hace una semana en la Comisión Paritaria, “la problemática de la oferta de empleo y las nuevas titulaciones de FP apenas se mencionó”. No haber recibido ninguna respuesta indica que la administración “no tiene interés por resolver el conflicto”, explican

Así, la huelga irá acompañada de dos manifestaciones el viernes 8, la primera de ellas por la mañana, a las 12:00 horas en la Plaza de Chamberí, que bajará por la calle Luchana y finalizará frente a la Dirección General de Función Pública. Y la segunda por la tarde, a las 18:30, que comenzará en el cruce de la calle Alcalá con la calle Cedaceros, avanzará por Alcalá y concluirá frente a la puerta del Teatro de la Zarzuela.

Por su parte, el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, aseguró al principio de las reivindicaciones que no se impugnaba el paro “por varios motivos”, entre los que citó “el derecho de huelga”. “Queremos ser respetuosos con esto, pero nos parece más constructivo y responsable la opción de dar un tiempo breve para encontrar una solución por la vía de la negociación con el INAEM”, lamentó.

“Pese a que el sindicato que ha convocado esa huelga no tiene un reconocimiento y representatividad muy grande, lo importante es que señala un problema que existe. Vamos a encontrar una solución ahí y si tuviéremos absolutamente la Ley de Formación Profesional sería relativamente sencillo, porque tendríamos el reconocimiento de títulos”, añadió Iceta.