Cine

Crítica de “100 días con la Tata”: el amor no se confina ★★★☆☆

Un fotograma de "100 días con la Tata"
Un fotograma de "100 días con la Tata" FOTO: Imdb Imdb

Director: Miguel Ángel Muñoz. Guion: Jorge Laplace, M. A. Muñoz. Intérpretes: Miguel Ángel Muñoz, Luisa Cantero. España, 2021. Duración: 82 minutos. Documental.

Era la hermana de su bisabuela, pero los padres de Miguel Ángel Muñoz tuvieron que recurrir a la Tata (Luisa Cantero) para que cuidase a su hijo pequeño mientras trabajaban. Hoy, la nonagenaria anciana y el actor han creado un vínculo indestructible, único. Pero los años pasan, pesan y olvidan, y la salud de la mujer empeora, de ahí que decida vivir con ella, conocer la historia completa de Luisa. La irrupción de la pandemia, sin embargo, lo transformó todo, nos encerró en casa mientras buscábamos como locos por internet dónde vendían guantes, hidroalcohol, mascarillas.

El confinamiento de ellos, no obstante, en un piso de apenas 35 metros cuadrados, se transforma en sucesivos momentos gloriosos de enorme intimidad mientras la divertida y lúcida Luisa se va transformando en una estrella de las redes sociales gracias a los directos que protagonizan ambos disfrazados de gitanas, de monjas, de lo que sea. Resulta paradójico que, cuanto más fuerte y viva vemos a Luisa, más deteriorado (ya no hace gimnasia, ni puede dormir para cuidarla) y depresivo lo vemos a él. Una bondadosa vampirización, dirán algunos. Pero, por encima de todo, se encuentra el miedo de este gran tipo ante el solo hecho de pensar que la puede perder y que invade todo este emotivo filme aunque sus personajes miren todo el tiempo a una pantalla que les une con el mundo. «Me enganché a su felicidad», dice Miguel Ángel. Y así siguen todavía.

Lo mejor

Momentos tan tiernos e íntimos entre ambos como cuando le lava el pelo a la anciana

Lo peor

Que alguien espere un documental al uso; aquí el cariño importaba más que la técnica