Cine

Crítica de “Vuelta a casa de mi hija”: niña, eso no se hace ★★★☆☆

Fotograma de "Vuelta a casa de mi hija"
Fotograma de "Vuelta a casa de mi hija" FOTO: Imdb Imdb

Director: Eric Lavaine. Guion: H. C. Reyes, Bruno y E. Lavaine. Intérpretes: Josiane Balasko, Mathilde Seigner, Jérôme Commandeur, Philippe Lefebvre, Didier Flamand, Jean François Cayrey. Francia, 2021. Duración: 88 minutos. Comedia.

Lo de esta madre llamada Jacqueline (que encarna la incombustible y siempre marcando el terreno Josiane Balasko) es muy fuerte: tiene el piso patas arriba por unas reformas, dice, urgentes, le hace la vida imposible a su novio y vecino, otro septuagenario todavía muy activo y de buen ver; es, resumiendo, una mujer insoportable siempre a la contra que le gusta mandar en casa propia y, sobre todo, en las ajenas, pero, como las obras se prolongan más de la cuenta (la culpa la tiene un falso polaco), decide marcharse a vivir unos días con Carole, su cuarentona hija mayor (previo sorteo entre dos que tiene la señora y a los que les podía tocar «la lotería», porque la tercera reside en Brasil), y el yerno de la protagonista, un buenazo sumamente ingenuo y transigente.

Para colmo, el matrimonio se encuentra en plena terapia de pareja porque pasan por una crisis. Pronto, sin embargo, la «corta» estancia se transforma en otra de duración incierta mientras la mujer comienza a organizarlo todo a su real antojo ante la impotencia de Carole. Una comedia ligera, en ocasiones, demasiado, con personajes cargados de buenos propósitos aunque algunos no sepan cómo expresarlos y más paciencia que el Santo Job. Cuando conozcan, no obstante, a la propia progenitora de la protagonista, los cabos podrán ser atados y entenderán, en parte, a la inaguantable Jacqueline, capaz de declararse a dieta cada vez que cocina (tan mal) la pobre Carole.

Lo mejor

Es una comedia ligera, graciosa, con una estupenda e insoportable Balasko

Lo peor

Resulta a veces poco creíble lo que debe aguantar el pobre yerno de la protagonista