Cine

“Mi adorado Monster”: mitos y leyendas del fantaterror

El director Víctor Matellano reconstruye la historia de «Los Resucitados», la película maldita de Antonio Bobadilla con Santiago Segura y Manuel Tafallé

Manuel Tafallé y Antonio Bobadilla, protagonistas en "Mi adorado monster"
Manuel Tafallé y Antonio Bobadilla, protagonistas en "Mi adorado monster" FOTO: 39ESCALONES

A mediados de los noventa, dos películas compartieron ciudad, elenco y hasta referentes fílmicos, los del «fantaterror» de sangre gótica de las décadas anteriores, materializados en el cine de Jess Franco o Paul Naschy. A todo el mundo le suena «El día de la bestia» (1995), segundo largometraje de Álex de la Iglesia, pero son bien pocos los que conocen «Los Resucitados», de Antonio Bobadilla. A fin de rescatar para la memoria colectiva aquella película «maldita», rodada en VHS y con presupuesto en negativo, el director Víctor Matellano estrena el documental «Mi adorado monster», en el que además de reconstruir el rodaje, se entrevista con Bobadilla y miembros del reparto original, como Santiago Segura o Manuel Tafallé.

«Antonio Bobadilla es a Paul Naschy lo que Ed Wood fue a Bela Lugosi. La diferencia, positiva, es que cuando Lugosi confió en Wood ya estaba bastante mal de lo suyo, y en cambio Naschy, sano y cuerdo, creía que ‘’Los Resucitados’' podía volver a impulsar su carrera de algún modo», explica Matellano a este periódico. Y sigue: «También es cierto que Wood tenía detrás a mucha gente engañada con sus películas, que confiaba en él, y Bobadilla se lanzó a hacer la primera película ‘’underground’' de la historia del cine español», añade.

Alaska es una de las invitadas de lujo a "Mi adorado monster"
Alaska es una de las invitadas de lujo a "Mi adorado monster" FOTO: 39ESCALONES

Solo así se entiende que aquel filme, que se guardó en un cajón durante casi 25 años hasta su estreno hace unos cuantos en el Festival de Sitges, se convirtiera en mito, materializado ahora en un monstruo al que da vida Javier Botet y que persigue a su director allá por donde va: «Desde el principio quisimos hacer comedia. Luego eso evolucionó hacia el documental más cinéfilo, pero siempre le dejé claro a Bobadilla que la historia era cómica, que podía generar risas. Desde el respeto siempre, él lo entendió y así es como hemos sacado adelante la película, que ni imaginábamos que pudiera llegar a estrenarse de forma comercial».

En «Mi adorado monster», además de la intervención del elenco original, hay invitados de lujo como Alaska o Pedro Ruiz y la colaboración, como espectadores ávidos, de Carlos Areces o Macarena Gómez, y una reivindicación casi histórica del «fantaterror» y de la escuela que generó: «Solo Álex de la Iglesia, de entre sus herederos, consiguió formar una carrera exitosa. Por eso quisimos que apareciera al final del documental, pero cada vez el término ‘’fantaterror’' está más valorado y hay cantera», se despide ilusionado Matellano.