“Saoko”: Rosalía rinde homenaje al reguetón clásico en su nueva canción

En el nuevo avance del próximo álbum de Rosalía, “Motomami”, que se lanza el 18 de marzo, la artista ha buscado, con un toque de jazz, hacer honor a la canción de Daddy Yankee y Wisin

Mientras se escribían estas líneas, hacía dos horas que se lanzaba en YouTube el videoclip de “Saoko”, y ya contaba con más de 140.000 visualizaciones. La canción de Rosalía es un avance de su esperado álbum “Motomami”, que saldrá íntegro a la venta el 18 de marzo, y del que ya conocemos algunos versos de “Hentai” y la canción “La fama”, que canta junto a The Weeknd. La expectación creada alrededor del disco es alta, ante todo por la curiosidad de sus seguidores sobre qué vía musical ha tomado la artista para esta nueva creación, pues desde que lanzara “El mal querer” su repertorio ha ido enfocándose más al reguetón y a lo latino y alejándose de la rumba y los matices flamencos. De esta manera, “Saoko” no se sale de este carril, pues en el videoclip se aprecian fuertes bases de reguetón, con una pincelada de jazz y varias mujeres haciendo rugir sus motores.

En el vídeo, lanzado en la medianoche de EE.UU. y la madrugada de España, la cantante recorre el extrarradio de una ciudad norteamericana junto a un grupo de moteras que no dejan de realizar acrobacias ni cuando les persigue la policía. ”Samplear a Wisin y Daddy Yankee es, para mí, el homenaje más directo que puedo hacer al reguetón clásico, un género que amo y que es una constante inspiración a lo largo de todo el proyecto de ‘Motomami’”, ha asegurado la artista en el comunicado que acompaña el lanzamiento.

Y es que “Saoko”, tanto por su título como por la base principal del tema, toma referencias de una canción homónima que Yankee y Wisin hicieron en 2004, y que cuya frase más pegadiza era la que Rosalía utiliza para arrancar su canción: “Saoko, papi, saoko”. Pero no todo es reguetón, sino que la artista rompe con una base de jazz en mitad de la canción, avanzando que “Motomami” será de todo menos una vía de un único sentido: se trata de un proyecto experimental que rompe los esquemas de la música urbana.

“Antes de empezar este tema no dejaba de pensar que quería ver toques de jazz en un tema de reguetón”, ha admitido la artista. En cuanto a la letra, Rosalía celebra la “transformación” que lleva abanderando desde que debutó con los palos clásicos del flamenco en “Los Ángeles” (2017), para luego lanzarse a la vanguardia con “El mal querer” (2018) e incluso triunfar en el reguetón gracias a “Con altura” (2019). En los apenas 2 minutos y 20 segundos que dura el tema, la catalana repite mantras como “me contradigo, yo me transformo, soy todas las cosas, yo me transformo”, pero deja claro que tiene los pies en el suelo: “Sé quién soy a donde voy, nunca se me olvida. Yo manejo, Dios me guía”.