Literatura

Libros de la semana: El regreso de Bernardo Atxaga

Las novedades editoriales también pasan por “La vida interior de los delfines”, de Kirmen Uribe y el debut de Fernando Navarro con “Malaventura”

El escritor Bernardo Atxaga
El escritor Bernardo Atxaga FOTO: Enrique Cidoncha La Razón

“Desde el otro lado”: En el fabuloso bosque encantado de Bernardo Atxaga

El autor reflexiona sobre el mal, la vida y la muerte desde un original punto de vista en un libro de gran calidad y arriesgado pulso literario
★★★★☆
Por Jesús Ferrer
Cuatro extensos relatos conforman «Desde el otro lado», de Bernardo Atxaga. Encontramos aquí sus característicos espacios míticos, una narrativa de legendarios referentes, telúricas fuerzas y ancestrales consejas revisitadas. En «Dos hermanos», estos deben afrontar, en Obaba y con un simbólico protagonismo animal, los embates del Mal; «La muerte de Andoni a la luz del LSD» nos sumerge en una historia de suspense bajo una óptica alucinógena; en «Conferencia sobre la vida y la muerte en el cementerio de Obaba-Ugarte», un inquietante Dr. Mortimer se implica en una experiencia sobrenatural; y en «Un crimen de película», un búho contribuirá a la resolución de enigmáticos casos criminales.
Bajo la influencia de la fabulística clásica, animales de conducta humana protagonizan unos relatos de largo alcance moral y sugestivas propuestas narrativas. La naturaleza se constituye en el ámbito de unas incidencias representativas de lo mejor y lo peor de la condición humana. Un delicado lirismo recorre estas páginas. En el primer relato, una oca detalla: «Éramos ciento once ocas, y llevábamos muchos días volando por el cielo y alejándonos del norte. Siempre volando, volando siempre, sin cansarnos nunca de volar, solo nos deteníamos en las lagunas o en los ríos para beber y comer al amparo de los juncos y de los carrizos, y aun entonces por muy poco tiempo, dispuestas en todo momento a alzar el vuelo ante la menor señal de peligro (...)».
Fantasía y destreza
Destaca asimismo la agilidad de los diálogos, muy ocurrentes, como el pautado ritmo narrativo, las acertadas descripciones alegóricas y el tono de hechizada ensoñación. El lector se ve sumergido así en una especie de metafórico bosque encantado, donde todo es posible y ciertos personajes y situaciones no son lo que parecen. La fantasía se encuentra aquí, con eficaz destreza, al servicio de una honda reflexión ética sobre ásperos dilemas de la vida cotidiana vistos «desde el otro lado»..
▲ Lo mejor
La acertada combinación entre realidad y fantasía, así como su fluidez argumental
▼ Lo peor
Nada a destacar sobre esta obra de elaborado estilo y aguda imaginación

“La vida anterior de los delfines”: Los emigrantes que se transformaron en delfines

La nueva obra de Kirmen Uribe se trata de un libro exquisito que ahonda en el pacifismo, el folclore vasco y la influencia del pasado
★★★★☆
Por Jesús Ferrer
La nueva obra de Kirmen Uribe se trata de un libro exquisito que ahonda en el pacifismo, el folclore vasco y la influencia del pasado
Con esta su cuarta novela, Kirmen Uribe se reafirma en sus mejores constantes narrativas: personajes condicionados por duras situaciones históricas, una implicada reivindicación de utópicas causas perdidas y su visión intercultural de la literatura. Esta es la historia de un libro inacabado, el que estaba escribiendo la archivera Edith Wynner sobre su amiga Rosika Schwimmer, pacifista húngara decidida a impedir la Primera Guerra Mundial, y que el narrador, trasunto autorial, ha encontrado en la Biblioteca Pública de Nueva York.
No son muertos anónimos
Decidido a acabar esa biografía, buceará en un agitado siglo XX plagado de conflagraciones y exilios. Una vez iniciado el conflicto bélico, mil trescientas mujeres se reunieron en un congreso internacional en La Haya denunciando, desde su condición femenina, la barbarie del enfrentamiento mundial: «Quienes han muerto en el campo de batalla son hijos de todas nosotras. No son personas anónimas, sino hijos nuestros en la plenitud de sus vidas, repletos de sueños y esperanzas malogrados». Bajo este clamor se manifestaban reivindicaciones de largo alcance, como el derecho a voto, la igualdad o el respeto general a los derechos humanos. Esta es la crónica de ese hallazgo documental y la influencia transformadora que ejerce en el investigador. Según una leyenda vasca, quienes se enamoraban de las lamias, seres fantásticos con aspecto de sirena, quedaban convertidos en delfines. Esta quimérica creencia constituye una metáfora de la mutante catarsis que experimenta el emigrado, de su cambio personal adaptándose a un país que acaso siempre le verá como extranjero. Lo sobresaliente de la novela es su innovadora estructura; en la primera parte la voz narradora es la del autor ahondando en la vida de Schwimmer y las indagaciones de su biógrafa, mientras que en la segunda se cede el punto de vista a la compañera del escritor, dando entrada a la actual mirada femenina sobre justas reivindicaciones pacifistas.
Teniendo en cuenta Uribe las mujeres que han influido en su vida, esta documentada ficción es un canto a la tolerancia convivencial y la compasión solidaria. Encabeza el libro una cita de Schwimmer que es aquí desmentida con crítica inteligencia: «No hay nada que puedas hacer –me dijeron–. Eres solo una chica. Las mujeres no pueden hacer nada». Estas páginas desvelan personajes y circunstancias del máximo interés.
▲ Lo mejor
La lograda metaficción que combina trayectorias personales con indagación histórica
▼ Lo peor
Sin ser algo negativo, alguna situación argumental daba para un mayor desarrollo

“Tinta simpática”: Patrick Modiano, en busca de la mujer desvanecida

l escritor francés, Premio Nobel de Literatura, cuenta la historia de un detective que vuelve a ingestigar un caso de desaparición
★★★★☆
Por Diego Gándara
Las historias, casi todas las historias que se cuentan, en el fondo ya fueron escritas alguna vez. Solo es cuestión, a veces, de ordenar con cuidado los hechos, de darle una forma, para que la historia comience a revelarse de nuevo, como esa tinta indeleble, llamada también simpática, que con el paso de los años se vuelve un trazo fino, casi como una figura en un tapiz. La historia que Patrick Modiano, que recibió el Premio Nobel de Literatura en 2014, cuenta en «Tinta simpática» que también ya fue escrita. Y es la de Noëlle Lefrebvre, una mujer que desapareció hace alrededor de treinta años y cuyo caso siguió el aprendiz de detective Jean Eyben, hoy convertido en escritor y que, perseguido por esa obsesión, vuelve tras sus pasos para saber qué ocurrió.
El resultado es una novela breve pero muy absorbente que juega con dos planos de tiempo muy marcados pero que, sobre todo, reconstruye la vida de Noëlle a través de retazos de memoria, de los testimonios que salen al paso, de diversos y dilucidores expedientes, de cartas que todavía se conservan y, también, a través de un paseo incansable por las calles de París y Roma, como si esa mujer siempre en fuga, que el protagonista todavía persigue, en realidad nunca hubiera terminado desapareciendo del todo y el eco de su propia historia, más que revelarse, únicamente pudiera ser desvelada mediante el ejercicio de la escritura.
▲ Lo mejor
El tono pausado pero envolvente del narrador, que poco a poco se vuelve adictivo
▼ Lo peor
Nada hay cuestionable en este libro, perfectamente traducido y editado además

“Malaventura”: Un wéstern andaluz entre David Lynch y Morente

Fernando Navarro debuta con un libro de relatos que trae este género americano a España a través de gente cruel y de poco crédito
★★★★☆
Por Ángeles López
John Ford hizo del wéstern un género de héroes homéricos. Sergio Leone, con su «Trilogía del dólar», embarró a los protagonistas, se apiadó de sus proezas y les levantó las faldas a los claroscuros de sus almas. Y «Malaventura», el debut literario del guionista Fernando Navarro, revisa el género deshumanizando a los protagonistas y sus límites fronterizos. Un libro atravesado de «mala gente que camina» en una Andalucía atemporal que podría datar de ayer o de hace trescientos años. Narraciones breves que no guardan relación pero que consiguen crear un clima unificado en el que se perpetúa la desigualdad, la crueldad y la muerte protagonizado por hechiceras, cazadores, bandoleros, forajidos...
Entre el costumbrismo y el tremendismo conocemos a seres con un pasado oscuro pero sin simulaciones. Asesinan y se largan. Carniceros, cuatreros... Amores apasionados, pecadores que se burlan de la redención, niños que se han tragado a varios viejos, barberas atrapadas en reyertas, amores imposibles entre videntes y forajidos o fantasmas que buscan ajustes de cuentas con guardia civiles poco ortodoxos. Historias brutales y hermosas serigrafiadas a navaja para cincelar un wéstern con ecos de la poesía lorquiana, la lisergia de David Lynch y el estado fronterizo de Cormac McCarthy siempre al son de Morente, Lagartija Nick o La Piriñaca. ¿Se pueden escribir relatos feroces con la voz limpia de un inocente? Navarro lo logra al edificar páginas tan sinceras como atroces, tan juanramonianamente precisas y evocadoras como viscerales.
▲ Lo mejor
Conocer a estos personajes creados al compás de Lagartija Nick y Sergio Leone
▼ Lo peor
El autor cree haber escrito un libro sin voluntad literaria, aunque sí que la tiene