“Inventio”, un del Circo del Sol “made in Galicia”

Martín Varela prepara un espectáculo que se traslada a 2094 y en el que mezcla ilusionismo, danza, música y circo para celebrar el Año Xacobeo

El auditorio San Marcos de la Fundación Sargadelos acogió los primeros pasos de "Inventio" antes de su estreno en septiembre
El auditorio San Marcos de la Fundación Sargadelos acogió los primeros pasos de "Inventio" antes de su estreno en septiembre

Es sorprendente ver lo desagradecidos que somos con nuestro pasado; comprobar de primera mano, por unos u otros motivos y de la noche a la mañana, cómo abandonamos auténticas joyas que si viéramos en cualquier otro lado, lejano, claro, perderíamos el culo por fotografiarnos allí. Volveríamos encantados de lo visto/vivido y gritando a los cuatro vientos las mil maravillas del mismo. Eso es lo que ocurre con el que fuera el sueño mediático de la casa Sargadelos (el Instituto Galego de Información, IGI), en concreto, con el Auditorio San Marcos presente en este, a escasos minutos de la Plaza del Obradoiro.

Un sitio tan único como infrautilizado que ha pasado de coquetear con el día a día de la información a finales de los años setenta al desamparo... Hasta ahora, que parece que se intentará reflotar su potencial (caso aparte sería el del edificio principal, otra joyita). Los vaivenes de «la Bauhaus gallega» hicieron que el lugar pasara al olvido incluso para los más compostelanos: «Ay, no sabía yo que teníamos esto aquí», se escuchaba la semana pasada según llegaban los invitados al espacio. Un auditorio subterráneo con capacidad para 600 personas y con aires circenses (por su escenario circular) que conservaba esa magia del universo de Isaac Díaz Pardo, alma de Sargadelos.

Allí se daban cita algunas personalidades gallegas para asistir a los primeros pasos de lo que se podría resumir rápidamente como «el Circo del Sol local». Al menos, ese es el espíritu que quiere lograr Martín Varela, ilusionista y director de un montaje, Inventio, que verá la luz en septiembre aprovechando el tirón del Año Xacobeo.

Pero el «show» no se centrará precisamente en este 2022, sino que trasladará al espectador hasta 2094, el último Año Santo de este siglo: «Queremos hacer una función inspirada en la tradición del Camino y en lo que este supone, pero no volver a la Edad Media, sino todo lo contrario, imaginar el futuro», explica Varela, su ideólogo. Para ello, el joven ha comenzado a ensayar un espectáculo en el que habrá que redescubrir las reliquias del apóstol Santiago a través del circo, la danza, el ilusionismo y la música.