Andrè Schuen, voz y expresión

El barítono mostró una voz lírica de muy cuantioso caudal, extensa en registros y homogénea en ellos, bien timbrada

El barítono Andrè Schuen
El barítono Andrè Schuen FOTO: Guido Werner

Obras de Schubert, Mahler y Korngold. Barítono: Andrè Schuen. Piano: Daniel Heide. Teatro de la Zarzuela, Madrid, 17-V-2022.

Volvió al escenario del Teatro de la Zarzuela dentro del XXVIII Ciclo de Lied. Se había presentado hace un año con La bella molinera, acompañado por el mismo Daniel Heide y su nueva actuación sirvió para revalidar la excelente impresión que causó entonces. Este ciclo se puede disfrutar ya en disco, como pronto los otros ciclos de Schubert.

Schuen muestra una voz de barítono lírico, de muy cuantioso caudal, extensa en registros y homogénea en ellos, bien timbrada. Ese importante caudal permitió al solvente pianista acompañante desplegar toda una gama de dinámicas, con fortes que hubieran apagado a muchos cantantes.

Además, esas notabilísimas cualidades son acompañadas de una expresión que se adecúa a cada obra. En esta ocasión presentó un programa titulado «Noche y despedidas», lo que expresa bien claro su contenido sentimental. Muy fiel la emotividad de «Erkönig», con el dramático dúo entre niño y padre. Toda su potencia se lució en frases como «el rayo de luz lejano que me habla en la oscuridad» del lied «Was du mir bist» de Korngold y, en contraposición, mostró su capacidad para las medias voces y el piano en otras como «Die Mutter Erde» o la misma conclusiva «Nacht und Träume», ambas de Schubert. En todo el programa una exhibición de claroscuros.

Afortunadamente sigue viva la escuela de los Hotter, Fischer-Dieskau y Prey. Tras esta actuación nos aumentan los deseos de volver a verle en el Teatro Real, donde ya intervino en el maravilloso «Capriccio» de Strauss de hace tres años.