Cine

Crítica de “Live is Life”: cuenta conmigo, rapaciño ★★★☆☆

Fotograma de "Live is life", película de Dani de la Torre. Warner Bros. / Manu Suárez
Fotograma de "Live is life", película de Dani de la Torre. Warner Bros. / Manu Suárez FOTO: Warner Bros./Manu Suárez Warner Bros./EFE

Director: Dani de la Torre. Guion: Albert Espinosa. Intérpretes: Adrián Baena, Juan del Pozo, Raúl del Pozo, David Rodríguez, Javier Casellas. España, 2021. Duración: 109 minutos. Comedia.

En aquellos maravillosos años todos éramos adolescentes y hacía un calor en Parla terrible durante, por ejemplo, el verano de 1985 y los alumnos están, estábamos, deseando que sonara el pitido final de la clase porque comienzan las vacaciones, las benditas vacaciones en, quizá con suerte, Galicia. Sobre todo, Rodri, al que los matones del instituto no dejan en paz ni el último día y quien, tras una espectacular y accidentada huida al comienzo de la película, logra por fin llegar al coche de sus padres para, sin perder un solo minuto, que luego comienzan los atascos (pero siempre hay uno, en este caso, tipo «La La Land»), ponerse ya en carretera aún con la fresca. Para el almuerzo, un bocadillo de atún «otra vez» y gusanitos «Risi», que te dejan los dedos naranjas. Y, ya en esas tierras, un beso a los abuelos para, dos minutos después, pillar la bicicleta y ver a los amigos. Si dan su permiso, claro, los tipos más chungos de la zona. Con el cine para adolescentes de los 80 muy en la cabeza (de «Cuenta conmigo» a «Los Goonies»), De La Torre presenta una cinta con generosas dosis de humor que rezuma ingenua y auténtica camaradería. Porque nada suena impostado ni desafina en una historia, por otra parte, con tanta acción y correteos. El club de los cinco en versión norteña. O cuando la amistad es sincera e, intuimos, para siempre.

Lo mejor: sus protagonistas hacen un gran trabajo; en especial, Javier Casellas está sembrado

Lo peor: si alguien cree que es un filme solo para jovencitos se perderá un buen rato