Cultura

La colección de Macklowe, con obras de Picasso o Warhol, se subasta por 675 millones

La venta realizada en Sotheby’s, calificada de “histórica” por los organizadores, supone el pistoletazo de la temporada de otoño, que se podría convertir en la “más cotizada de la historia”

"Nine Marilyns", de Andy Warhol, fue subastada en Sotheby's como parte de la colección Macklowe
"Nine Marilyns", de Andy Warhol, fue subastada en Sotheby's como parte de la colección Macklowe FOTO: Mary Altaffer AP

Harry Macklowe es propietario de rascacielos neoyorquinos tan emblemáticos como el 432 Park Avenue, pero también es dueño de una serie de obras de arte de gran valor. El empresario y coleccionista tenía en su poder pinturas de grandes artistas de la talla de Pablo Picasso, Jackson Pollock, Mark Rothko o Andy Warhol, y ahora ha decidido que pasen a pertenecer a otras manos. De la mano de la casa Sotheby’s, Macklowe ha ofrecido en subasta un total de 35 lotes de su colección, resultando en una venta millonaria: ha alcanzado los 676 millones de dólares en total, que equivalen a unos 594,3 millones de euros.

Entre estas subastas, la que destaca es la de una obra de Pollock: “Número 17″ ha superado cualquier venta de este tipo del artista, pues se ha vendido por 61,2 millones de dólares, equivalentes a unos 53,8 millones de euros. Un récord del pintor, así como también destacaron las ventas de “Sin título XXXIII”, de Willem de Kooning, cuyo valor había sido calculado por Sotheby’s entre 12 y 18 millones, pero que alcanzó los 24.323.000 dólares (213.837.796 euros), después de que 5 compradores compitieran por él.

La subasta, que Macklowe ha facilitado tras divorciarse, se produjo en una sala abarrotada de interesados y en la que representantes de vendedores que pujaban por teléfono desde Londres y Hong Kong animaron la sesión espoleando los precios de muchos de los lotes.

"Le Nez", de Giacometti
"Le Nez", de Giacometti FOTO: Mary Altaffer AP

Por su parte, “Figure”, de Pablo Picasso, fue otro de los lotes que sobrepasó el precio más alto que se figuraba la casa de subastas: 25 millones de dólares (unos 22 millones de euros). Otros de los grades artistas que rompieron marcas fueron Andy Warhol, cuyo “Sixteen Jackies” se vendió por 33.872.250 dólares (29.779.110 euros), 13 millones más que el máximo esperado, así como Jeff Koons, cuya obra “Aqualung”, valorada en entre 8 y 12 millones se vendió por 15,2 (13,3 millones de euros).

Tampoco pasaron desapercibidas las pujas por “Track Painting”, de Michael Heizers, vendida por 1,1 millones de dólares (976 mil euros), cifra que, al igual que Pollock, marcó el récord en subastas del artista. Así como “Le Nez”, de Alberto Giacometti, sorprendió a los compradores, pues a pesar de alcanzar los 78,4 millones de dólares, no superó el máximo fijado por la casa, que valoró esta obra entre 70 y 90 millones.

"No. 7", de Mark Rothko
"No. 7", de Mark Rothko FOTO: Mary Altaffer AP

La subasta de la colección de Macklowe, calificada de “histórica” por los organizadores, supone el pistoletazo de la temporada de otoño de Sotheby’s que se podría convertir en la “más cotizada de la historia” de la casa de subastas ya que el conjunto de las obras superan los 1.000 millones de dólares. Además, esta colección de otoño contiene numerosas obras de otros coleccionistas, algunos anónimos y otros conocidos como Douglas Cramen o Brillenbourg-Capriles, considerada esta última una de las compilaciones más completas del arte latinoamericano de los siglos XX y XXI.

Entre los trabajos que se subastarán esta semana está el autorretrato de Frida Kahlo “Diego y yo” (de un coleccionista anónimo), que pese a sus reducidas dimensiones sale con un valor de 30 millones de dólares. Esculturas de Henry Moore o de Alexander Calder, óleos de Siqueiros o de Oswaldo Guayasamín, cómics aumentados de Alberl Liechtenstein, una reproducción de un mural de Bansky y obras de De Kooning, Botero, Degas y muchos otros nombres relevantes de la historia del siglo XX y XXI se pondrán a la venta en este mercado donde todos pueden contemplar por unos instantes las obras que unos pocos privilegiados se llevarán a su casa.