Cultura

Sotheby’s subasta una antigua estatua de mármol que llevaba 70 años oculta al público

La pieza podría llegar a alcanzar entre los 2,7 millones y 4 millones de dólares.

Sotheby's en Londres
Sotheby's en Londres FOTO: Sotheby's Sotheby's

La estatua romana apodada la Afrodita de Hamilton se subastará el 7 de diciembre durante una venta de un solo lote en la conocida casa de subastas de Sotheby’s en Londres. El mármol de tamaño natural, que se remonta al siglo I o II d.C. y no ha sido visto desde la última vez que se vendió en 1949, representa a una Afrodita desnuda.

Hasta 1919 residió en la finca escocesa del octavo duque de Hamilton, conocida como Hamilton Palace, donde se había celebrado durante 144 años. La estatua era uno de los cuatro mármoles antiguos que se conservan en los pasillos del palacio. Lo compró en 1776 al marchante de arte escocés Gavin Hamilton, que dijo sobre el primero encuentro: “El duque de Hamilton se enamoró de él en el momento en que lo vio y lo aseguró de inmediato”. La escultura, se sometió a diversas restauraciones en el siglo XVIII, llegando incluso a ser reemplazada la cabeza original por otra de una estatua posterior.

En 1920, pasó por manos de los distribuidores con sede en Londres Spink and Son, quienes a su vez lo vendieron a William Randolph Hearst. Aunque Hearst guardaba muchas antigüedades en sus numerosas casas, optó por conservar esta estatua junto con gran parte de su colección de arte en un almacén de cinco pisos del Bronx. El mármol fue comprado por el marchante de arte con sede en Nueva York, Joseph Brummer. Sin embargo, en 1949, la pieza volvió a entrar en el mercado del arte, cuando se vendió bajo la propiedad de Brummer en Parke-Bernet en Nueva York.

Hace unos siete años, los representantes de Sotheby’s recibieron una notificación del vendedor actual solicitando la tasación de la obra. Los especialistas de la casa lo reconocieron como un mármol del Hamilton Palace. El jefe de antigüedades de Sotheby’s, Florent Heintz, expresó entonces en un comunicado: “También caí bajo su hechizo en el momento en que puse mis ojos en ella. Espero que el público comparta la misma experiencia”.