Cultura

Mapas de la toscana renacentista se muestran por primera vez en 20 años

Los mapas están en exhibición en las Galerías Uffizi en Florencia después de haber estado ocultos a la vista del público durante más de 20 años

La Terraza de los Mapas de la Galería de los Uffizi de Florencia abre al público tras 20 años cerrada y dos años de restauración
La Terraza de los Mapas de la Galería de los Uffizi de Florencia abre al público tras 20 años cerrada y dos años de restauración EFE/

Las pinturas murales fueron encargadas a finales del siglo XVI por Ferdinando I de Medici después de que la república de Florencia conquistara a su rival Siena y condujera a la creación del Gran Ducado de Toscana. Los tres mapas, que fueron creados por el cartógrafo Stefano Bonsignori y pintados por Ludovico Buti, se hicieron para representar el territorio recién unificado.

Los planos, que se muestran en la sala de los mapas geográficos del museo, fueron la primera representación a gran escala de la Toscana. Una pared muestra el mapa del territorio de Florencia, mientras que otra muestra Siena. Una tercera pared presenta un mapa de la isla de Elba frente a la costa toscana.

Eike Schmidt, director de las Galerías Uffizi, explica que “en estas paredes podemos admirar una representación espectacular de la Toscana, donde los nombres antiguos de más de 1.200 ciudades y pueblos, incluso los lugares más pequeños y remotos, están elegantemente escritos a mano en oro y, a menudo, equipados con la primera representación pictórica conocida de varios lugares”.

Schmidt también comentó sobre el cierre de la sala: “Era una habitación muy anticuada y mal ventilada que claramente necesitaba una restauración, aunque la razón oficial para mantenerla cerrada siempre fue la falta de personal. Las pinturas murales se oscurecieron y realmente podías notar el polvo. Hemos podido restaurarlos, limpiarlos e instalar tecnología que cuenta automáticamente la cantidad de personas dentro de la habitación a la vez”. La restauración tardó más de dos años en realizarse y costó más de 700.000 euros, de los cuales, medio millón fue donado por la asociación Amigos de las Galerías Uffizi.