Cultura

La escultura conmemorativa de la masacre de la Plaza de Tiananmen ha sido retirada

El artista dijo que ha intentado trasladarla a Europa, pero no ha recibido respuesta al respecto

'Pillar of Shame' por Jens Galschiøt
'Pillar of Shame' por Jens Galschiøt FOTO: Kin Cheung AP

‘Pillar of Shame’, una columna de 24 pies de altura de cuerpos superpuestos fue erigida en la Universidad de Hong Kong en 1997 para conmemorar el octavo aniversario de la represión de Tiananmen. Sin embargo, el monumento dedicado a las vidas perdidas en la masacre de la plaza de Tiananmen de 1989 ha sido retirado de la vista del público en Hong Kong y el creador de la obra, Jens Galschiøt, teme que sea destruido.

En octubre de este año, los liquidadores de la ahora disuelta Alianza de Hong Kong en Apoyo de los Movimientos Patrióticos Democráticos de China, que trabajaron con Galschiøt para instalar la escultura, recibieron una carta de la universidad ordenando que se retirara la obra de arte en una semana.

Según relatos en redes sociales y del propio artista, la escuela rodeó la escultura con barreras plásticas y guardias de seguridad, posiblemente con la intención de destruirla. “The Guardian” informó que los guardias impidieron que los reporteros se acercaran a la estatua e intentaron evitar que los miembros de los medios filmaran. El artista comentó a la publicación británica que “si destruyen mi trabajo, buscaré una compensación y exigiré que las piezas restantes sean devueltas a Europa”.

Una vista de la escultura en la Universidad de Hong Kong
Una vista de la escultura en la Universidad de Hong Kong FOTO: JEROME FAVRE EFE

En respuesta a estas afirmaciones, la Universidad de Hong Kong envió un comunicado de Prensa confirmando que sus administradores habían decidido retirar el objeto. Su decisión, señaló el anuncio, “se basó en el asesoramiento legal externo y la evaluación de riesgos para el mejor interés de la Universidad. Ninguna de las partes ha obtenido la aprobación de la Universidad para exhibir la estatua en el campus, y la Universidad tiene el derecho de tomar las medidas adecuadas para manipularla en cualquier momento. La Universidad también está muy preocupada por los posibles problemas de seguridad derivados de la frágil estatua. Los últimos consejos legales brindados a la Universidad advirtieron que la exhibición continua de la estatua representaría riesgos legales para la Universidad en base a la Ordenanza de Crímenes promulgada bajo el gobierno colonial de Hong Kong”.

En un correo electrónico, el artista animó a sus seguidores en Hong Kong a “documentar todo lo que sucede con la escultura”.