Cultura

El Meadows de Dallas incorpora una obra maestra de Pedro de Campaña

Se trata de “Calvario”, óleo que data de 1560 y que posiblemente fuera un encargo alguna capilla privada sevillana

"Calvario" (1560), óleo de Pedro de Campaña
"Calvario" (1560), óleo de Pedro de Campaña FOTO: Kevin Todora

El Museo Meadows de Dallas, centro cultural centrado en el arte español desde la Edad Media hasta la actualidad, ha adquirido una obra maestra de Pedro de Campaña. Se trata de “Calvario”, un óleo sobre panel de roble que data de 1560 y que el artista afincado en Sevilla, que nació con el nombre de Pieter Kempeneer en Bruselas, realizó durante su época de madurez artística. La pintura, muy emotiva, probablemente se encargó por devoción personal para una capilla privada, y presenta una composición magistral, a través de colores intensos y representaciones de luz y oscuridad, ejecutada por un especialista.

“Calvario” (c. 1560) es la primera obra de Campaña, quien fue considerado mayoritariamente el pintor más importante de la Sevilla renacentista, que entra en la colección del Meadows. Ya que la mayoría de las obras de Campaña están “in situ” en escenarios eclesiásticos de España, la adquisición de esta obra ha sido una especial oportunidad para el Museo Meadows de llenar un vacío en su colección, lo que le permite presentar una historia más completa del arte de España.

Campaña se convirtió en uno de los artistas más influyentes de su generación en España, a pesar de haber nacido en Bélgica y de formarse en los Países Bajos e Italia. Llegó a Sevilla justo cuando la ciudad se estaba convirtiendo en el centro del creciente imperio global de España, y el artista encontró una audiencia entusiasta para sus pinturas religiosas entre el creciente número de habitantes adinerados de la ciudad. Esta nueva clase de comerciantes a menudo encargaba al artista y su taller que crearan pinturas para iglesias y capillas privadas. “Calvario” posiblemente fuera un encargo para una de esas capillas en los últimos años de producción artística de Pedro de Campaña. Una obra que revela habilidades que el pintor aprendió en Bélgica e Italia, como la composición inteligente y el nivel de detalle, con la narración religiosa y la iconografía que demandaba el público sevillano.

Vista exterior del Museo Meadows de Dallas
Vista exterior del Museo Meadows de Dallas FOTO: Hillsman Stuart Jackson

“Calvario” presenta a Cristo en la cruz flanqueado por dos ladrones crucificados, cuyos cuerpos y cruces torcidas enmarcan la escena y dirigen la mirada del espectador hacia el cuerpo y la musculatura de Cristo. El uso del color por parte de Campaña es magistral, con el cuerpo de Cristo apareciendo como si estuviera iluminado contra un lienzo mayormente oscuro. Este efecto se amplifica por la aplicación de Campaña del dorado mordiente (dorado añadido a la obra pintada) a los halos de Cristo, María y Juan. La mirada del espectador se dirige aún más por la posición de los dos santos que observan hacia arriba al cuerpo de Cristo; sus expresiones faciales y gestos con las manos proporcionan un modelo para la devoción personal de quien contempla la obra. El estado emocional elevado de María y Juan se ve realzado por el fondo dramático de cielos tumultuosos y la incorporación de símbolos de Campaña como la serpiente en la base de la cruz del ladrón.

"Calvario" (1560), óleo de Pedro de Campaña
"Calvario" (1560), óleo de Pedro de Campaña FOTO: Kevin Todora

“Esta pintura ocupará un lugar especial en nuestra colección por ser la última adquisición supervisada por el difunto director del Meadows, Mark Roglán, cuya pasión y tremendo conocimiento del arte español dejó una marca indeleble en todos los aspectos del museo y su colección”, explica la directora interina y curadora del Museo Meadows, Amanda W. Dotseth. “No solo es la primera obra del artista que entra en la colección, sino también la primera de cualquier artista activo en la Sevilla del siglo XVI. La adquisición, por lo tanto, mejora enormemente nuestra capacidad para presentar y estudiar la historia de la España del Renacimiento”.