Cultura

Arte

Tráfico de antigüedades: cinco piezas egipcias incautadas en el Met de Nueva York

Estos objetos confiscados están conectados con el caso de tráfico que involucra al ex presidente del Museo del Louvre, Jean-Luc Martínez, arrestado el pasado 23 de mayo

Vista exterior del museo Metropolitano de Nueva York
Vista exterior del museo Metropolitano de Nueva York larazon

El pasado 23 de mayo, saltaba la noticia de que el expresidente del Museo del Louvre, Jean-Luc Martínez, era imputado por blanqueo y cómplice de estafa en un caso de tráfico de antigüedades. Informaba el diario “Le monde” que el arqueólogo e historiador del arte, especializado en escultura griega antigua y que ocupó el alto cargo en el Louvre entre 2013 y 2021, fue arrestado y posteriormente puesto en libertad bajo control judicial. Esta situación, que también pone el foco en el conservador del departamento de antigüedades egipcias del museo, Vincent Rondot, y en el egiptólogo Olivier Perdu, ha desatado una investigación internacional sobre tráfico de antigüedades, que no solo afecta al Louvre, sino también a su homónimo de Abu Dabi y al Museo Metropolitano de Nueva York. Ahora, la historia continúa y tiene que ver con este último espacio de la Gran Manzana: se han incautado cinco piezas egipcias por estar presuntamente relacionadas con este caso de tráfico de antigüedades.

Estas piezas que están bajo posesión del Met, ha apuntado la justicia neoyorquina, son potencialmente provenientes de saqueos. Según un documento judicial obtenido por AFP, un juez de la Corte Suprema de Nueva York ya ordenó el 19 de mayo la incautación de estas cinco antigüedades, figurando entre ellas el retrato fúnebre de una mujer fechado entre los años 54 y 68 d.C., época del reinado de Nero, con un valor aproximado de 1,2 millones de dólares.

Asimismo, entre estas obras figura un grupo de cinco fragmentos de lino pintado que representan una escena del Libro del Éxodo, datados entre 250 y 450 a.C., y que valdrían unos 1,6 millones de dólares. En suma, las piezas incautadas responderían a un valor de unos 4 millones de dólares, y según la orden judicial cuentan con evidencias que pueden “demostrar los delitos de posesión delictiva de bienes sustraídos” y “conspiración para cometer los mismos delitos”.

Organización criminal internacional

Según informa “The art newspaper”, cuatro de estas piezas habrían sido proveídas por Roben Dib, comerciante germano-libanés, quien también figura entre los sospechosos que forman parte de la red de tráfico investigada. Ante esto, el Met no se ha pronnciado oficialmente, pero sí han asegurado a la publicación citada que “nuestros empleados fueron engañados por esta conspiración criminal y el museo ha cooperado plenamente a lo largo de esta investigación y seguirá haciéndolo”.

Las cinco piezas habrían sido adquiridas, apunta “The art newspaper”, entre 2013 y 2015 por el Met. No obstante, el museo también aseguraba a AFP que se consideraba tan solo “una víctima de una organización criminal internacional”. De hecho, en 2019 esta pinacoteca ya devolvió a Egipto un sarcófago que compró en 2017 y que resultó haber sido robado en 2011.