Cultura

Arte

Una escultura de Giacometti que perteneció a Givenchy vendida por 27 millones

La casa Christie’s de París ha cerrado una subasta de la colección del icónico modisto con gran éxito

Alberto Giacometti
Alberto Giacometti wikimedia

Hubert de Givenchy no solo fue uno de los más destacados diseñadores de moda del mundo, sino que también fue un gran coleccionista de arte. El catálogo personal del modista, que murió en París el 10 de marzo de 2018, incluye obras de Miró, Picasso o mobiliario de Régence del siglo XVIII. Una serie de obras valoradas en 50 millones de euros, y que acaba de ser subastada por la casa Christie’s de la capital francesa. Entre estas piezas, destaca una escultura de Alberto Giacometti, que fue vendida por 27,17 millones de euros, lo que constituye un récord para una obra artística subastada este año en Francia.

"Femme qui marche", de Giacometti
"Femme qui marche", de Giacometti Christie's

Christie’s informó en un comunicado del resultado de la primera de las seis subastas programadas de la colección de Hubert de Givenchy organizada este miércoles, en la que “Femme qui marche” (Mujer que camina), realizada entre 1932 y 1936, fue la que alcanzó el precio más elevado. En total, los 63 lotes que salieron a la venta, entre los que había piezas de los siglos XVII, XVIII, XIX y XX que estuvieron en dos propiedades del modisto, el Hôtel d’Orrouer de París y la mansión del Jonchet, en el valle del Loira, permitieron recaudar 82,99 millones de euros. Hubo pujas procedentes de 18 países y el 76 % de las obras se adjudicaron por encima del precio en el que estaban estimadas. De todas ellas, 17 superaron el listón del millón de euros.

Hubert de Givenchy
Hubert de Givenchy Givenchy

Givenchy fue uno de los grandes diseñadores del siglo XX, y vistió a algunas de las mujeres más icónicas de su época: desde Audrey Hepburn hasta Jackie Kennedy Onassis. “Revolucionó el mundo de la moda con sus estilos innovadores y atrevidos cortes, sus ideas definieron la forma de vestir de toda una generación de mujeres. Paralelamente a su vida como modisto, como coleccionista fue un verdadero esteta y un maestro en mezclar arte y objetos de diferentes siglos, colocando importantes obras de Giacometti, Picasso o Kurt Schwitters”, define Christie’s.

Respecto a la obra vendida de Giacometti, fue la primera representación de tamaño natural de una figura femenina que realizó el artista, entre 1932 y 1936. Un periodo en el que Giacometti “se alejaba de su etapa surrealista para retomar temas de la vida. Un cambio de dirección que llevaría al artista a ser excomulgado del grupo surrealista de André Breton en 1935. Como tal, esta obra pertenece a un momento crucial de la carrera del artista, marcando el comienzo de un motivo que definiría su arte”, explican desde la organización de la casa de subastas.