Cultura

Renuncia de Boris Johnson: así ha reaccionado el mundo del arte

Historietistas, pintores o diseñadores han llenado las redes sociales de sus interpretaciones artísticas respecto al estado actual de la política británica

«Devolved Parliament» es una obra del artista británico Banksy
«Devolved Parliament» es una obra del artista británico Banksy

Es tan reconocido como acorde a los tiempos que corren la representación que Banksy realizó del Parlamento británico. En él, retrató a los políticos del Reino Unido en una sala abarrotada y con un detalle especial: no los dibujó como personas, sino como monos. La pintó en 2009 y satiriza la esencia y composición de este núcleo político, que ahora está atravesando otra gran crisis. Ayer el Primer Ministro Boris Johnson renunciaba como líder de su partido, noticia que tuvo una repercusión internacional, tanto en términos de medios de comunicación, como políticos, sociales y, cómo no, culturales. Las redes sociales se llenaron rápidamente de todo tipo de publicaciones, destacando especialmente las realizadas por parte de artistas y creadores, que han ofrecido su perspectiva respecto a la situación a través de viñetas, pinturas u obras satíricas.

Ha sido el caso, por ejemplo, de Cold War Steve, artista de obra principalmente de sátira hacia la política, que ha realizado otro de sus collages para la ocasión: retrata a Johnson fumando, con traje de Spider-Man, sentado en la acera de Downing Street, junto a la secretaria de cultura británica Nadine Dorries. Junto al Primer Ministro, un montón de papeles y un cubo de basura de lata en llamas. Si bien el artista no ha realizado ningún comentario junto a su creación, sí hace alusión a la situación actual que vive el Gobierno británico, que figura en tierra de nadie.

Asimismo, el artista británico David Shrigley, reconocido por el humor tajante e irreverente de sus ilustraciones, publicó ayer en su perfil de Instagram una especie de pergamino, donde se lee el mensaje: “Dogs hereby allowed in Parliament”, lo que significa “Perros permitidos por la presente en el Parlamento. Es decir, que solo se permiten estos animales en este ámbito, según su reglamento, lo que hace alusión al apodo del político como “Big Dog”.

Por su parte, destaca la creación de otro reconocido artista británico: Adam Dant, especializado en realizar mapas satíricos y con mensaje. En este caso, ha dibujado el número 10 de Downing Street, al más puro estilo “13 Rue del Percebe”, donde representa varias escenas imaginarias. En la acera, aparece Johnson de pie, sosteniendo una pancarta que dice “Rebelde por la vida”. Junto a él, en un árbol, aparecen grabados varios corazones: tres de ellos tachados, donde aparece el nombre del Primer Ministro con iniciales o nombres como Anna, y otro sin tachar, donde se lee “Boris+Carrie”.

Tampoco han faltado las expresiones artísticas naturales de la Prensa: las viñetas satíricas. Los medios británicos e internacionales han utilizado sus plumas de confianza para representar lo ocurrido, y ejemplo de ello ha sido la viñeta del diseñador francés Emmanuel Chaunu. Para el medio “Ouest-France”, ha dibujado a un Boris Johnson saliendo de la residencia de Downing Street, con una bolsa de viaje con la bandera británica y, en la puerta, aparece “BorisXit”.

En este sentido, también cabe destacar el trabajo de Andy Davey, ilustrador que trabaja para “The Telegraph” y que este viernes ha publicado una viñeta donde aparece un Boris Johnson encadenado al interior de la casa de Downing Street, mientras afirma a viva voz: “Ok, ok, I’m going! Look!” (”Vale, vale, ¡me voy ya! ¡Mirad!”. “Se va a ir, de eso no hay duda”, escribe el ilustrador junto a la imagen, “en unos meses. Mientras tanto, contratará a un nuevo gabinete del club de billar local y se encadena a las rejas”.

También el historietista inglés Peter Brookes ha puesto su aportación personal. En su caso, su sátira ha sido incluso más drástica: la ha publicado en “The Times”, y retrata a Boris Johnson dentro de un ataúd, vivo, con el brazo y piernas fuera y diciendo “Can I keep the wallpaper?” (”¿Puedo quedarme con el papel tapiz?”). Así, parece que el Primer Ministro británico sirve de gran inspiración para los creadores, principalmente aquellos que trabajan a través del humor y que buscan con sus obras lanzar mensajes divertidos, pero que también insten a la reflexión.