Blanca Li define la danza como uno de los placeres más completos y accesibles

La coreógrafa y cineasta española Blanca Li definió hoy la danza como uno de los placeres más completos y accesibles para todos los públicos y dijo inspirarse en las sensaciones de su vida cotidiana para crear sus obras.

La última de ellas, "Robot", centrada en la cada vez más frecuente relación entre los hombres y las máquinas, es la pieza estelar de las fiestas navideñas en el Teatro de los Campos Elíseos de París, donde podrá verse del 23 de diciembre al 5 de enero.

Entrevistada en la emisora France Info, la artista española afirmó que bailando "se tiene la sensación de ser feliz".

"Es un placer corporal y también mental, que proporciona una verdadera sensación de bienestar", resaltó en el programa "Encuentro con...".

Li, que este año celebra el 20 aniversario de la compañía que lleva su nombre, fundada en París en 1993 y con la que ha estrenado una quincena de creaciones, llevará "Robot"a los Teatros del Canal de Madrid el próximo abril.

De este espectáculo, de gira por Europa desde que lo estrenó el pasado julio en el Festival de Danza de Montpellier (Francia), la coreógrafa evocó las dificultades iniciales vividas en su proceso de creación, debido a que, "contrariamente a lo que se piensa, las máquinas no son perfectas, sino, incluso, muy imperfectas".

"Es bastante complicado de gestionar", porque "los robots hacen lo que quieren y no siempre lo que quieres que hagan"y los bailarines e ingenieros que están sobre el escenario deben estar en todo momento listos para reaccionar ante los más pequeños problemas que pueden plantear.

"Hay que reaccionar constantemente a los defectos de las máquinas y eso es muy interesante", consideró Blanca Li, que hace bailar a ocho bailarines de su compañía con varios robots Nao realizados en Francia por la empresa Aldebaran Robotics.

Otros protagonistas de la pieza son las máquinas musicales del colectivo japonés Maywa Denki, unos "objetos muy poéticos, muy bellos", que al mismo tiempo son maquinas, razón por la que Li los encontró tan apropiados "para hablar de nuestro mundo".