«El guardián invisible»: Sólo el bosque lo sabe

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Director: Fernando González Molina. Guión: Luiso Berdejo (Basado en la novela de Dolores Redondo). Intérpretes: Marta Etura, Javier Botet, Colin McFarlane. España, 2017. Duración: 129 minutos. «Thriller».

Era evidente carne de cañón cinematográfico el famosísimo best seller de Dolores Redondo, que, bajo el mismo nombre, envolvía al lector en la tan intensamente verde y húmeda, asfixiante y fatalista atmósfera de las tierras que rodean al río Baztán, en el valle de Navarra, donde un mal día aparece el cuerpo desnudo de una adolescente asesinada parece que por el mismo hombre que mató a otra niña un mes atrás... Pero ahí no cesarán los crímenes. La circunspecta inspectora Amaia Salazar (Marta Etura, excelente en el papel de esta mujer marcada) dirige la investigación que la llevará de vuelta al pueblo de Elizondo, en el que creció y del que ha tratado de huir toda su vida, entre otros asuntos, por una hermana que la aborrece. Una tierra que todavía se guía por las supersticiones y la brujería, que forman una especie de ley no escrita, y en la que los fantasmas del pasado siguen acechando hoy y siempre. «Thriller» sólido y sombrío, juega un papel clave en la historia de las disfunciones provocadas en una familia por una madre literalmente endemoniada y que va poco a poco calando en el ánimo del espectador como esa persistente lluvia que cae casi durante todo el filme, una lluvia que cala los huesos pero que no puede borrar los signos de una inquietante venganza. Pero, antes, Salazar debe saldar deudas con el pasado.