MENÚ
martes 17 julio 2018
13:30
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

«El rascacielos»: La Roca no tiene vértigo

Dwayne Johnson vuelve a unirse al director Rawson Marshall Thurber («Un espía y medio») en un filme lleno de acción y explosiones en el que deberá salvar a su familia, secuestrada dentro del edificio más alto del mundo, que, además, está en llamas. Pero él puede.

  • Dawyne Johnson interpreta a un ex agente del FBI que se dedica a la consultoría de seguridad especializada en rascacielos
    Dawyne Johnson interpreta a un ex agente del FBI que se dedica a la consultoría de seguridad especializada en rascacielos

Tiempo de lectura 5 min.

13 de julio de 2018. 04:11h

Comentada
Rosa Gamazo .  13/7/2018

Cuando aparecieron las primeras imágenes promocionales de «El rascacielos» muchos vieron con escepticismo la escena en que Dwayne «La Roca» Johnson intenta un salto imposible desde una grúa: parece que caerá al vacío, pero, milagrosamente, sobrevive. Los memes se extendieron por la redes e incluso algunos matemáticos comentaron la improbabilidad física de la escena. Pero aún más sorprendente es la capacidad del actor para realizar tantas películas de gran presupuesto en tan poco tiempo. En los últimos siete meses ha estrenado tres: «Jumanji», que recaudó más de 782 millones de euros en todo el mundo, «Proyecto Rampage» que ya suma 36 y ahora «El rascacielos», que también promete cifras de recaudación millonarias. A todo esto hay que añadirle la serie de HBO que protagoniza, «Ballers», que ya va por su cuarta temporada. Es, sin duda, uno de los actores más rentables del panorama cinematográfico actual.

Para «El rascacielos», Johnson se reúne de nuevo con el director Rawson Marshall Thurber, con el que trabajó en «Un espía y medio» y con el que también colaborará en «Red Notice», otro thriller de acción que se estrenará en 2020. Se conocieron hace años durante el rodaje de un anuncio en el que sufrieron algunos problemas logísticos, y el director hace hincapié en cómo el intérprete manejó la situación. «La diferencia entre Dwayne Johnson y otras estrellas es que es un tipo conciliador. Cuando tuvimos ese problema, él tenía que ir al día siguiente a ver a sus hijas y, en vez de montar un pollo reunió a todo el equipo y en tono dialogante sugirió que todos pusiéramos de nuestra parte para intentar solucionarlo», recuerda.

«El rascacielos» es la única película de estudio que se estrena este verano que no sea una secuela y eso, considera el director, puede ser un incentivo para que la gente vaya a verla. «Se estrenan “Oceans 8”, “Incredibles 2”, “Ant-Man 2”, “Sicario “2, “Mamma Mia! 2” –sonríe Thurber–. No hay ninguna que sea un guión original. Es una locura». Su filme busca rendir homenaje a las películas de acción de los años ochenta, como «La jungla de cristal». «Espero que sea del agrado del público. Se trata de una idea original, pero hemos querido crear una familiaridad con el espectador homenajeando, en cierta forma, filmes de acción protagonizados en su día por Bruce Willis, Arnold Schwarzenegger y Sylvester Stallone», afirma el director, gran fan de las películas de acción de esa década. De hecho, «La jungla de cristal» es una de sus favoritas desde que tenía 8 años.

Un héroe imperfecto

Cuando Thurber estaba editando «Un espía y medio», vio «Creed: Corazón de campeón», protagonizada por Silvester Stallone y Michael B. Jordan, y le fascinó. Comenzó entonces a ver otras del protagonista de «Rocky», como «Máximo riesgo» (1993), del director finlandés Renny Harlin. El filme comienza con una escena donde Stallone trata de salvar a una mujer que se ha quedado varada en la cima de una montaña. Stallone la sostiene por una mano, a cuatro mil pies de altura, pero en el último momento ella bastante impactante para comenzar una película. Me encanta la idea de un héroe que falla al comienzo de la historia y ese error le persigue hasta que es capaz de exorcizarlo a medida que se desarrolla el relato», aclara Thurber.

A Johnson, por su parte, le llamó la atención que «El rascacielos» fuera muy diferente a la oferta actual, así como esa especie de homenaje que rinde a «El fugitivo» y «El coloso en llamas», entre otros. «Cuando me presentaron el guión pensé que tenía mucho potencial», asegura. El director pasó 45 minutos explicándole la trama a su protagonista y, al final, le contó que nada más arrancar la película su personaje pierde una pierna como consecuencia de una explosión. «Me pareció que este detalle añadía una dinámica diferente que me llamó mucho la atención», explica Johnson. Para Thurber se trataba de una oportunidad para mostrar a La Roca como alguien vulnerable y no como el héroe a prueba de balas que siempre ha sido.

Johnson interpreta a Will Sawyer, un ex militar y agente del FBI especializado en rescate de rehenes que tras el accidente en el que pierde la pierna se dedica a la consultoría de seguridad especializada en rascacielos. Junto a su esposa y sus dos hijos se traslada a Hong Kong para analizar el nivel de seguridad de The Pearl, el edificio más alto y, supuestamente, más seguro del mundo. Sin embargo, el rascacielos es atacado y sus dueños le culpan a él. Mientras su familia intenta sobrevivir dentro del inmueble, que se está incendiando, Sawyer debe encontrar a los responsables y rescatar a su esposa y sus hijos.

Destino: Hong Kong

El filme está distribuido por Universal Pictures y Legendary Entertainment, que pertenecen al conglomerado chino Dalian Wanda Group, de aquí que esté rodado en Hong Kong. Hollywood lleva años intentando abrirse camino en un mercado tan goloso como el asiático, y no cabe duda de que la localización de este filme no es casualidad. Según Hiram García, productor de la cinta, Dwayne Johnson es un súper héroe andante y colocarle en otro país donde no conoce la lengua sirve para que su personaje encuentre más dificultades que si estuviera en EE UU. El director confirma que rodar en Hong Kong fue, sin lugar a dudas, una forma de atraer a ese sector de la audiencia. «Es un mercado gigantesco y no vamos a engañarnos, desde un punto de vista financiero es interesante. Pero, a parte de eso, Hong Kong ofrecía como ciudad un escenario vertical muy apropiado, es lo que estábamos buscando».

No muchos estudios se arriesgarían a elegir a cualquier actor para un filme de esta magnitud, pero con Johnson parecen haber encontrado a la gallina de los huevos de oro. Sin embargo, él mismo reconoce que no siempre se acierta en taquilla y que las críticas juegan otro papel importante. En el caso de «El rascacielos», no parece que los críticos la consideren demasiado. Rotten Tomatoes, la famosa web americana de críticas de cine, le ha dado de momento un 55%, algo no muy favorable, pero en ocasiones críticos y público van por caminos separados. Aunque Johnson, haciendo gala de su don de diplomacia, explica que a pesar de que lo más importante es el público, los críticos tienen que hacer su trabajo y, al final, todos son amantes del cine. «Tengo muchos amigos críticos y los adoro y sé que estamos en esto juntos. Eso es lo importante». Thurber, por su parte, lo tiene claro: «La audiencia es lo primero y más importante, no podemos controlar a los críticos. Lo único que está en nuestras manos es hacerlo lo mejor que podemos», concluye.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs