MENÚ
miércoles 23 octubre 2019
15:57
Actualizado

España, a por el Oscar con una historia de violencia

  • España, a por el Oscar con una historia de violencia

Tiempo de lectura 4 min.

02 de marzo de 2014. 10:34h

Comentada
2/3/2014

España nunca ha ganado un Oscar al Mejor Cortometraje, pero la lista de cintas que optan a este galardón no deja de crecer. Desde «Esposados», de Juan Carlos Fresnadillo, a «7:35 de la mañana», de Nacho Vigalondo, pasando por «Éramos pocos», de Borja Cobeaga, y «Binta y la gran idea», de Javier Fesser (que compitieron por él el mismo año, 2007), hasta llegar a «La dama y la muerte», de Javier Recio. Efectivamente, ninguno lo logró, pero un año más España tiene la opción de conseguirlo. «Aquel no era yo», un crudo retrato sobre los niños soldado de Esteban Crespo, podría proclamarse como el mejor de acción real. El director y su equipo llevan semanas en Los Ángeles «en campaña» para aprovechar al máximo las posibilidades que tiene de llevarse la estatuilla. «Es mucho trabajo, pero divertido. Principalmente, lo que hemos intentado es que, de los 6.500 académicos que votan, el mayor número posible la vieran», cuenta el director.

«Aquel no era yo» tiene posibilidades de llevarse el premio más importante de cine en el mundo: «El sesenta por ciento de las críticas son bastante positivas; en las quinielas estábamos segundos hace unas semanas, cuando el favorito era el de Dinamarca, "Helium". Ahora, sin embargo, creo que todos tienen las mismas posibilidades», añade Crespo, cuyo corto tiene que superar, en primer lugar, que los académicos voten las películas de sus propios países y, en segundo, las posibles reticencias de los espectadores a la dureza de la historia. «La mayoría de las críticas negativas que hemos visto lo son por la temática, por la violencia que contiene la película», añade.

El dinamismo de la industria americana

En todo caso, Crespo está volcado en disfrutar de la experiencia al margen de lo que ocurra esta madrugada y ver la parte positiva de ser un nominado al Oscar. «Me tratan como a un igual. En la comida de nominados, incluso tuve la oportunidad de saludar a Scorsese, lo que fue algo muy importante para mí. También me alegra pensar que él, como muchos otros grandes directores, ha tenido mi corto a su disposición. Sólo pensar que lo ha visto... En todo caso, la gran diferencia que se percibe en Hollywood con respecto a España es el gran dinamismo de la industria», confiesa.

La película que podría conseguir definitivamente la ansiada estatuilla para un cortometraje español surge de una entrevista a un niño soldado que leyó: «Me impactó mucho: vi a una persona que todavía sufría las secuelas de su vida anterior. Creo que la sociedad en general se protege ante este tema porque se trata de una barbaridad tal que nadie puede justificarla. Me alegra que hayamos podido tratarlo en la sede neoyorquina de Naciones Unidas, donde se celebró un coloquio en el que hubo lleno absoluto», explica.

Un presupuesto muy limitado

Éste es el sexto corto que ha realizado Esteban Crespo, quien espera que, al menos, esta nominación, de no ganar finalmente el codiciado Oscar, le sirva en el futuro para poder dar el salto al largometraje. Como producción, «Aquel no era yo» ya parece, de hecho, parte de una película con mayor duración. Aunque fue rodada en poco más de cuatro días, debido a la falta de presupuesto de este trabajo, sí se incluyeron efectos digitales, cromas y explosiones. Aprovecharon en todo momento la luz del día y consiguieron la ayuda del Ejército para las impactantes escenas en las que aparecen tanques y lanzamisiles.

Un cine crítico

No por ser cortos son menores que las películas. Es lo que ocurre con estos cinco trabajos que optan a la estatuilla, que pasan de un género a otro, y que contienen un evidente peso crítico y social. Dicen que la favorita, en un principio, es «Helium», una producción danesa. Pero, de nuevo, la apuesta española está ahí.

«Avant que de tout perdre» (Francia)

Xavier Legrand y Alexandre Gavras narran la historia de una mujer que deja a su marido.

«Pitääko Mun Kaikki Hoitaa» (Finlandia)

Selma Vilhunen y Kirsikka Saari abordan la caótica mañana de una familia de clase media.

«Helium» (Dinamarca)

El filme de Anders Walter y Kim Magnusson cuenta la muerte de un hombre aquejado por una enfermedad rara.

«The Voorman problem» (Inglaterra)

Mark Gill y Baldwin Li adaptan en este corto una novela de David Mitchell.

El detalle

MÁS VOTANTES NEGROS Y LATINOS

Hasta ahora las personas de raza negra constituían sólo el 2% de la Academia que elige los Oscar y prácticamente lo mismo ocurría con los latinos. Al tratarse de miembros vitalicios, la edad media rondaba los 62 años. Es por eso que ha comenzado un proceso de renovación dentro de la institución abriendo recientemente la puerta a cientos de nuevos integrantes. La ceremonia de hoy será la primera para la nueva presidenta, Cheryl Boone Isaacs, la primera persona de raza negra al frente de la institución. Asimismo, Cuarón, que parte como favorito, sería el primer latino reconocido mejor director.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs