MENÚ
viernes 20 septiembre 2019
00:32
Actualizado

«Feliz día de tu muerte 2»: Bebé marmota

  • «Feliz día de tu muerte 2»: Bebé marmota

Tiempo de lectura 2 min.

15 de febrero de 2019. 04:19h

Comentada
Carmen L. Lobo.  15/2/2019

ETIQUETAS

Dirección y guión: Christopher Landon. Intérpretes: Jessica Rothe, Israel Broussard, Suraj Sharma, Sarah Yarkin, Ruby Modine, Steve Zissis. EE UU, 2019. Duración: 100 minutos. Terror.

Pues no han corrido nada los productores de la película para estrenar la secuela de «Feliz día de tu muerte» (2017), aquel divertido filme de terror con máscara (sí, ya saben, tipo «La noche de Halloween» y, desde el polo opuesto, la cachonda «Scream», aunque hay tantísimas más...) y guiños sanos a la serie B que tampoco, sin embargo, era para tirar muchos cohetes. Volvemos, en resumidas cuentas, dos años apenas recién cumplidos después, a encontrarnos con Tree Gelbman (Jessica Rothe), que por la mala cabeza de un joven asiático vuelve a entrar de lleno en un bucle temporal mientras intenta, de nuevo, atrapar al asesino que se esconde tras la grotesca careta de un bebé siniestro. Bienvenidos, again, al día de la marmota con varios suicidios incluidos (esta parte de la cinta es francamente brutal y graciosa) y confusas explicaciones científicas que no entendería ni el mismísimo Einstein. Como en aquellas películas de ciencia ficción rodadas durante los 50, para entendernos. Entre sustos, salvajes cuchilladas, enredos y golpes de humor, Tree para colmo debe plantearse un dilema bastante serio: «resucitar» a su madre o perder al novio que tanto quiere, algo que, aunque suena un tanto extraño y frívolo, luego no lo resulta tanto. O sí, que la cinta dirigida otra vez por Christopher Landon (autor, además, de «Paranormal Activity: los señalados» y «Zombie Camp», un director al que le va la marcha), tiene muy claro por qué vino a este mundo: para distraer al respetable de la mejor manera que sepa el guionista de turno. Ahora bien, si el título presente significa que acaban de inaugurar una franquicia, mucho deberán afinar para la próxima entrega, porque esto de los trastornos espaciales puede terminar mareando al espectador más avispado. Qué mareo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs