MENÚ
lunes 24 septiembre 2018
22:55
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Retrato de dos mujeres en pie de guerra

Nathalie Baye y Laura Smet protagonizan «Las guardianas», una película en la que se muestran contrarias a la «caza de brujas» que, dicen, hay contra el género masculino

  • Retrato de dos mujeres en pie de guerra
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

22 de junio de 2018. 04:35h

Comentada
Óscar Reyes.  Madrid. 22/6/2018

Las películas bélicas atraen porque se limitan a mostrar el punto de vista violento y sangriento de las guerras. Es decir, el de los hombres que van a combatir. Pero hay otro enfoque olvidado por la historia y los cineastas, el de las mujeres que no van al frente y se quedan en casa esperando el regreso de su marido e hijos, cuidando a los más pequeños y obteniendo recursos con la ayuda que puedan encontrar. «Las guardianas», de Xavier Beauvois, se adentra en ese punto de vista femenino de los conflictos bélicos a través de un grupo de féminas francesas, pertenecientes a distintas generaciones durante la Primera Guerra Mundial.

El elenco lo lidera una veterana del cine galo, Nathalie Baye, que interpreta a una mujer anciana que ve cómo sus hijos se van a la guerra y ella debe hacerse cargo de las cosechas. Por ello, el trabajo físico al que se enfrentó durante el rodaje fue bastante duro, al igual que Laura Smet, quien da vida a su hija en la cinta aparte de serlo en la vida real (su madre fue esposa de Johhny Hallyday y ella es, por tanto, una de sus hijas). Reconoce que este papel ha significado para ella un punto de inflexión en su carrera, ya que «nadie me imaginaba haciendo un papel así, de campesina, ensuciándome».

Dice que por sus anteriores personajes se le encasillaba en los personajes de típica mujer elegante, atractiva, y seductora. Así que con esta interpretación ha mostrado una versión de sí misma bastante inesperada por el público y por los profesionales de la propia industria francesa a la que tanto Baye como Smet reconocen «tener mucha suerte de pertenecer» por la cantidad de personajes femeninos que se encuentran. De los que han interpretado en «Las guardianas» han aprendido que, en periodo de guerra, es tan peligroso estar esquivando balas que tenderse en la cama en vilo intentando en vano descansar. Así pasaban las noches las mujeres, «imaginando todo tipo de cosas que no tendrían por qué ser reales, y se vive con un miedo constante», dice Smet.

Es lógico pensar que esta película es feminista. Pero sus actrices no comparten del todo las posturas de la plataforma que ha dado voz a las mujeres que han sufrido abusos en la industria del cine, el #MeToo. En enero, Catherine Deneuve lideró un manifiesto en el que defendía a los hombres y el arte de la seducción. Sus palabras levantaron un enorme revuelo tanto desde el extranjero como desde el propio país galo.

La sociedad lo sabía

Pues bien, Nathalie Baye y Laura Smet no se cortan a la hora de defender a Deneuve y su postura: «No apoyo esta guerra en contra del género masculino que se ha desatado», afirma Baye, «hay algo que es esencial: la sociedad de Los Ángeles sabía eso, tanto hombres como mujeres, y se han callado durante mucho tiempo». Es decir, según ella, los mismos que hoy recriminan a los abusadores, antes los apoyaban con su silencio. Smet, en el mismo sentido, sostiene que tiene «miedo de que este movimiento únicamente saque a la luz escándalos que de repente exploten y después, con el paso del tiempo, decrezca el interés. De ese modo no lograremos que las mujeres hablemos de forma habitual, con normalidad, sobre este tipo de abusos que sufrimos», asegura.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs