MENÚ
lunes 24 septiembre 2018
18:57
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Esto es el lío padre

El Teatro de la Zarzuela cierra temporada con “24 horas mintiendo”, una comedia musical del maestro Francisco Alonso de la que representarán 14 funciones

  • Escena de '24 horas mintiendo' / Teatro de la Zarzuela
    Escena de '24 horas mintiendo' / Teatro de la Zarzuela

Tiempo de lectura 2 min.

28 de junio de 2018. 16:34h

Comentada
Gema Pajares.  28/6/2018

ETIQUETAS

¿Se puede estar las 24 horas del día mintiendo? Sí, las 24 de un día y del siguiente y del otro... hasta que el embrollo sea tan grande que...El maestro Alonso estrenó esta comedia musical en Madrid en 1947 en el Teatro Albéniz (el estreno fue en el Bretón de lso Herreros de Logroño) con unas estupendas críticas (“Han conseguido los autores del libro entretener al público con un hilo argumental bien logrado de chistes y situaciones equívocas, que hicieron las delicias del público durante toda la noche. (...) El maestro Alonso ha conseguido en esta nueva comedia musical una de sus más bellas partituras(...)”, se podía leer en los diarios de la época) y tiempo después falleció. Quizá por eso se haya visto poco para lo que debería en los escenarios.

Vuelve ahora a su casa, el Teatro de la Zarzuela, en una hilarante versión que lleva la firma ubicua de Jesús Castejón, director de escena y uno de los protagonistas de este lío escénico en el que las apariencias engañan y cuyo texto ha sido actualizad por Alfredo Sanzol. Comenta que uno se puede desdoblar si se cuenta con la ayuda necesaria, y él la ha tenido, pues su hermana Nuria, “mi mano derecha”, como se refiere a ella”, es quien firma la coreografía. Habrá 14 funciones de esta divertida comedia musical en dos actos que cuenta con seis vicetiples y dos boys y en la que Castejón, además de poner en pie esta casa de los líos -el domicilio de la familia que para salvaguardar las aperiencias de posición y dinero se atrinchera en la vivienda durante un tiempo con el objeto de simular que está de vacaciones-, ha montado una boite en el piso de abajo, “ambos espacios conectados por unas escaleras, con lo que mis compañeros no hacen más que maldecirme todo el tiempo. Y lo que yo les digo es que las subimos y bajamos todos, yo el primero”.

Castejón es un hombre vinculado a la zarzuela de toda la vida, conocedor de los entresijos del género y amante del mismo. De ahí que respire, dice, con alivio, una vez que el coliseo de la calle Jovellanos seguirá por su camino sin estar vinculado a una fundación que le iba a unir en un futuro cercano con el Teatro Real. “Estamos felices ahora, pues hemos vividos horas de verdadera angustia. Por este teatro con más de 160 años de historia han pasado generaciones enteras, sobre todo en los puestos técnicos. es una casa familiar donde hemos pasado más horas que en la nuestra propia”. ¿Y el elenco? Trabaja con el mejor reparto, “de lujo para estas catorce funciones de una comedia tan refrescante como divertida y de un género que es patrimonio musical de España, el más importante porque es único. Además, esta es una época en la necesitamos reír, y con esta obra lo vamos a conseguir”. Castejón confiesa que está muy satisfecho del conjunto de cantantes, de su equipo: “Aquí nadie tiene relojes. Con una buena tripulación se va a cualquier sitio”, añade.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs