Shakespeare aparece en una biblioteca

Hallan en Escocia una copia del primer recopilatorio de libretos deL bardo inglés bautizados por los expertos como «First Folio»

El libro ha sido hallado pocas semanas antes de conmemorarse los 400 años de la muerte del escritor
El libro ha sido hallado pocas semanas antes de conmemorarse los 400 años de la muerte del escritor

Hallan en Escocia una copia del primer recopilatorio de libretos deL bardo inglés bautizados por los expertos como «First Folio»

Si no hubiera sido por John Heminges y Henry Condell, William Shakespeare no se habría convertido en inmortal. En 1623, siete años después de su muerte, los dos amigos del bardo decidieron reunir treinta y seis de sus obras teatrales en un libro que posteriormente los eruditos bautizaron como «First Folio». Se imprimieron alrededor de 800 ejemplares. Los académicos tenían localizados 233, repartidos por todo el mundo. Pero ahora se han visto obligados a añadir uno más a la lista tras el hallazgo de una copia abandonada en la biblioteca de Mount Stuart House, la mansión construida en el este de Escocia en el siglo XIX para el marqués de Bute. Emma Smith, profesora de Estudios Shakesperianos de la Universidad inglesa de Oxford, reconoce que cuando recibió la primera llamada de Mount Stuart House asegurando que podrían tener un original del «First Folio» se mostró un tanto incrédula. Sin embargo, tras las pruebas pertinentes ha podido verificar su autenticidad y percatarse además de que cuenta con un detalle particular, ya que está encuadernada en tres volúmenes con muchas páginas en blanco, reservadas para introducir ilustraciones. El título original del libro era «Comedias, Historias y Tragedias de William Shakespeare».

La copia perteneció en un principio a Isaac Reed, un conocido editor literario que trabajaba en Londres en el siglo XVIII y que compró este «First Folio» en 1786. Varios documentos indican que Reed vendió la copia en 1807 a una persona identificada con las iniciales «JW» por 38 libras. Pero después se perdió su paradero al no figurar en ningún archivo oficial. No estaba tampoco incluida en un censo realizado en 1906 sobre los «First Folios». Smith estima que Mount Stuart House adquirió luego el ejemplar entre 1807 y 1906. Además de su valor cultural, el hallazgo es especialmente significativo, ya que se conoce a pocas semanas de conmemorarse los 400 años de la muerte del dramaturgo, el próximo 23 de abril. Por este motivo, Mount Stuart House ha decidido exhibir los tres volúmenes hasta octubre. «Cuando pensamos en Shakespeare, generalmente pensamos en las obras representadas en el escenario, pero la palabra escrita y el «First Folio» son centrales para entender al autor», señala Smith. «Espero que, en su aniversario este año, la gente vuelva a leer los textos de su trabajo», resaltó la catedrática a los medios británicos.

- Piezas de coleccionista

A medida que la reputación del bardo aumentaba, también lo hacían las recopilaciones de sus obras. A finales del siglo XIX y principios del XX empezaron a interesarse por ellas millonarios estadounidenses que amasaron fortunas con el ferrocarril, financieros y magnates del petróleo. Poco después acabaron convirtiéndose en preciada pieza para coleccionistas. En 2003, una copia del «First Folio» propiedad de Oriel College, Oxford, se vendió por 3,5 millones de libras (4,3 millones de euros). Tres años más tarde, otro ejemplar del «First Folio» alcanzó en subasta los 2,8 millones (3,4 millones de euros).