Cultura

Los aborígenes australianos son la civilización más antigua del mundo

Evidencias de un estudio han revelado que la existencia de los aborígenes en Australia se remonta mucho más atrás de lo que se creía.

Aborígenes australianos
Aborígenes australianos

Fue en agosto de 2018 cuando se publico esta revolucionaria noticia. El estudio ha extendido la historia del grupo en los desiertos interiores de Australia en 10,000 años. Ahora, las nuevas estimaciones son que el grupo había estado en la región desértica durante al menos 50,000 años y se hicieron distintos en el registro genético hace aproximadamente 58,000 años, lo que supera las evaluaciones anteriores. Por otra parte, los grupos ancestrales europeos y asiáticos se aislaron genéticamente aproximadamente 16,000 años después. Se puede concluir con esto que los aborígenes se aislaron genéticamente decenas de miles de años antes que otros grupos ancestrales.

Manjinder Sandhu, autor principal del Instituto Sanger y la Universidad de Cambridge ha comentado sobre el tema: “Nuestros resultados sugieren que, en lugar de haberse ido en una ola separada, la mayoría de los genomas de los papúes y aborígenes australianos se remonta a un solo evento ‘Fuera de África’ que llevó a las poblaciones mundiales modernas”.

Esto se estudio a través del ADN de aborígenes con la colaboración de ancianos y líderes indígenas australianos. El equipo de investigación obtuvo permiso para extraer ADN de la saliva de 83 aborígenes australianos y 25 papúes de Nueva Guinea.

Cuando la ola de migración llegó a Sahul, el continente prehistórico compuesto por las actuales Australia, Tasmania y Nueva Guinea antes de su separación por el aumento del nivel del mar, los aborígenes se aislaron genéticamente. Tras esto, hace 37,000 años, los aborígenes australianos y papúes se separaron, aunque realmente esto es un misterio no resuelto debido al hecho de que la separación de agua entre Nueva Guinea y Australia aún no se ha completado. Después, hace 31,000 años, las comunidades aborígenes australianas se aislaron genéticamente y comenzaron a divergir mucho unas de otras, probablemente debido al desarrollo del inhóspito desierto.

Hay mucha diversidad genética entre los aborígenes a causa de su larga historia en el continente. El terreno de Australia es tan vasto y variado que cada grupo de personas en las diferentes áreas del continente se ha adaptado al clima de esa región de maneras únicas. Los grupos del suroeste de Australia son genéticamente más diferentes del noreste de Australia que, por ejemplo, los nativos americanos son de Siberia, según Anna-Sapfo Malaspinas.