Cultura

Ciudad histórica de Hatra finalmente restaurada después de ser utilizada como campo de entrenamiento militar por ISIS

Hatra fue ocupada entre 2015 y 2017 por militantes de ISIS que la utilizaron como campo de entrenamiento.

La antigua ciudad de Hatra. REUTERS/Abdullah Rashid
La antigua ciudad de Hatra. REUTERS/Abdullah Rashid FOTO: ABDULLAH RASHID REUTERS

La antigua ciudad de Hatra, uno de los sitios históricos más importantes de Irak que fue devastado por ISIS en 2015 y agregado a la lista del Patrimonio Mundial en Peligro de la Unesco, está atravesando un despertar siete años después. Dignatarios iraquíes, incluido el ministro de cultura Hassan Nadhem, asistieron a una ceremonia privada celebrada en el sitio la semana pasada para celebrar la restauración de tres esculturas gravemente dañadas y la preservación del ejemplo mejor conservado de una ciudad del Imperio parto.

La destrucción que se produjo cuando ISIS usó los edificios de Hatra y las representaciones de deidades como el dios del sol Shamash y la diosa Allat para prácticas de tiro ahora ha sido mitigada por un proyecto de restauración de “primeros auxilios” financiado por Aliph, la alianza internacional para la protección del patrimonio en zonas de conflicto. Iniciado en 2020, facilitó el trabajo de la Asociación Internacional de Estudios Mediterráneos y Orientales de Italia en cooperación con la Junta Estatal de Antigüedades y Patrimonio de Irak.

Según el arqueólogo principal Massimo Vidale, los artefactos revelados en la ceremonia de la semana pasada incluyeron “dos esculturas gigantes con forma de rostro humano, que habían sido martilladas y destrozadas por militantes de ISIS”. Estos fueron completamente restaurados por su equipo y devueltos a sus ubicaciones originales en 2021. Se recolectaron fragmentos de una tercera máscara gigante, se almacenaron en seguridad y “serán objeto de otra restauración lo antes posible”, dice Vidale.

Los esfuerzos conjuntos de los equipos italiano e iraquí han dado sus frutos en un espacio de tiempo relativamente corto. Los hitos incluyen la limpieza de escombros del sitio, que fue dañado no solo por ISIS sino también por 12 años de abandono cuando las sanciones llevaron a Irak a la bancarrota, incluidos los desechos de la guerra y tres bombas sin explotar. Los especialistas también realizaron una documentación exhaustiva del sitio de 700 hectáreas a través de imágenes de drones y escaneo digital 3D.