Cultura

¿Quién fue el segundo Papa de la Iglesia Católica, después de San Pedro?

Sobre los cimientos personificados en la figura de San Pedro, Jesucristo estructuraría la jerarquía y la acción de la Iglesia Católica durante más de veinte siglos

Retrato de San Lino
Retrato de San Lino

Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará. Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo”. (La palabra para “Pedro” y para “roca” en el arameo original es una e idéntica)

Según el Liber Pontificalis Lino fue sepultado en la colina del Vaticano junto al apóstol Pedro en el año 76
Según el Liber Pontificalis Lino fue sepultado en la colina del Vaticano junto al apóstol Pedro en el año 76

Esta es una de las más fundamentales y más significativas verdades sobre las cuales se estructuran las seguridades espirituales de los católicos. De acuerdo con lo expresado en esta cita (extraída de Mateo 16, 13-20), Jesucristo fundó realmente su Iglesia y le concedió a su discípulo, Pedro Simón, el honor de convertirse en primer pontífice de la Iglesia Católica: “Lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo”. Esto, es lo que le da fuerza a los católicos.

Después de la resurrección de Cristo, los apóstoles se desperdigaron por el mundo. En la Biblia se dice que Pedro “andaba recorriendo todos los lugares” (Hechos 9,32). Aunque no se llega a especificar otras localidades que pudiera visitar más que Lida, Joppe y Cesárea. En torno al 40 d.C., se cree que Simón Pedro se asienta en Roma junto al también apóstol Pablo (aunque es un un dato muy controvertido por las corrientes protestantes).

Después de varios años de reforzar y asistir a la comunidad cristiana de la ciudad, ambos son hechos prisioneros y condenados a muerte en el contexto de la persecución de Nerón. Ambos mueren el mismo día (se cree que el . Aunque Pablo lo hace decapitado y Pedro crucificado boca abajo (como solicita él mismo, porque no se siente digno de morir del mismo modo que el Señor).

La Crucifixión de Pedro, una pintura de Caravaggio | Dominio Público
La Crucifixión de Pedro, una pintura de Caravaggio | Dominio Público FOTO: La Razón (Custom Credit)

El segundo vicario de Cristo

Todos los antiguos registros de los obispos romanos colocan al Papa San Lino como el inmediato sucesor de San Pedro, justo después de su muerte. Todavía es un personaje muy enigmático y desconocido, porque es muy poca la información que se tiene sobre él.

Aunque sí que se sabe que tanto Lino como Anacleto (quien más tarde se convertiría en el tercer Papa de la Iglesia Católica) fueron dos de los más perseverantes discípulos de San Pedro. Y además lo fueron en un momento muy complicado, en el que el cristianismo sufría la intensa persecución de las autoridades romanas.

De acuerdo con el Catálogo Liberiano y el Liber Pontificalis I (que hacen un compendió de la información conocida de los primeros papas), Su pontificado iniciaría justo después de la crucifixión de San Pedro, por lo que suele situarse en torno al año 67. Y se extendería hasta su muerte en el año 76/79, cuando San Cleto (o San Anacleto) recogería su testigo.

En el Catálogo Liberiano también se hace una breve reseña bibliográfica, que sostiene que Lino nació en el seno de una familia recién convertida al cristianismo de la región romana de Tuscia, en torno a los años 20 o 30 después del nacimiento de Cristo. Estudió en Volterra antes de reubicarse en Roma, donde conoció, siguió y aprendió de San Pedro. Y el objetivo central de su papado fue organizar la jerarquía de aquella Iglesia primigenia, ordenó obispos y sacerdotes... y dotó de procedimientos y reglas a la Iglesia Católica.

Retrato de San Lino | Fuente: Dominio Público
Retrato de San Lino | Fuente: Dominio Público FOTO: La Razón (Custom Credit)

A Lino se le ha venerado como mártir, aunque no se ha comprobado que lo haya sido puesto que a mediados de aquella década de los 70 del siglo I la Iglesia conoció un período de paz. Según el Liber Pontificalis fue sepultado en la colina del Vaticano junto al apóstol Pedro en el año 76.