Historia

Esta ha sido la evolución de la bandera de España

De acuerdo con la Constitución de 1978, artículo 4.1, “la Bandera de España está formada por tres franjas horizontales, roja, amarilla y roja''

Bandera de España
Bandera de Españaistock

La mayor revolución en la bandera nacional se desarrolló durante el segundo período republicano, entre 1931 y 1939. Trece días después de proclamarse la Segunda República, se adoptó una nueva bandera, que constaba de tres franjas: roja, amarilla y morada, las tres de igual anchura. En el centro de la franja amarilla se situaba el escudo republicano, que, según el decreto del 27 de abril, sería “...el que figura en el reverso de las monedas de 5 pesetas acuñadas por el Gobierno Provisional de 1869 y 1870”, formado, pues, por los escudos de armas de Castilla, León, Aragón, Navarra y, coronándolos, el de Granada. Todo ello estaría flanqueado por las columnas de Hércules y el lema Plus Ultra.

El decreto fue institucionalizado por la Constitución republicana del 9 de diciembre del mismo año, en cuyo primer artículo se lee: “La bandera de la República Española es roja, amarilla y morada”. El gobierno republicano justificó el uso de la franja morada con la teoría de que ese color se asociaba a Castilla, tal como podemos leer en el articulado del decreto de abril: “Hoy se pliega la bandera adoptada como nacional a mediados del siglo XIX. De ella se conservan los dos colores y se le añade un tercero, que la tradición admite por insignia de una región ilustre, nervio de la nacionalidad, con lo que el emblema de la República, así formado, resume más acertadamente la armonía de una gran España”.

Como sabemos, los colores rojo y amarillo formaban parte ya de la bandera de la Corona de Aragón, y el Gobierno republicano quiso reconocer con el morado la participación de Castilla en el nuevo orden. En cuanto a la bandera del ejército, la orden del 6 de mayo de 1931 señaló que, sin variar los colores, se insertaría una inscripción con la unidad a la que perteneciera el regimiento y se redujeron ligeramente las dimensiones de la bandera.

Este orden de cosas se mantuvo hasta el estallido de la Guerra Civil en julio de 1936. Urgía la diferenciación de los emblemas de ambos bandos y de ahí que el gobierno provisional nacional aprobara

un decreto el 29 de agosto de 1936 por el que se recuperaba para su bando la bandera bicolor, sin que se variara el escudo con la corona. El “descuido” fue subsanado mediante otro decreto el 2 de febrero de 1938, por el que se instituía el escudo con el águila de San Juan y la divisa “Una, Grande y Libre”, defenestrando así toda referencia real en la bandera.

De acuerdo con la Constitución de 1978, artículo 4.1, “la Bandera de España está formada por tres franjas horizontales, roja, amarilla y roja, siendo la amarilla de doble anchura que cada una de las rojas”. La ley 39/1981 reglamenta la ban- dera siguiendo el texto constitucional y precisa que “en la franja amarilla se podrá incorporar (...) el escudo de España”.

Evolución de la bandera española
Evolución de la bandera española.