MENÚ
jueves 20 junio 2019
01:01
Actualizado

Juventud frente a Brahms

  • Miguel A. Gómez-Martínez
    Miguel A. Gómez-Martínez

Tiempo de lectura 2 min.

07 de abril de 2019. 02:35h

Comentada
Gonzalo Alonso 7/4/2019

ETIQUETAS

Obras de Brahms. Piano: Juan Pérez Floristán. Director: Miguel A. Gómez-Martínez. Orquesta Sinfónica de la RTVE. Teatro Monumental. Madrid, 4 -IV-2019

Que un joven de apenas veintiséis años como Juan Pérez Floristán (Sevilla, 27 de febrero de 1993) se atreva con el segundo de los conciertos para piano de Brahms genera inquietud. Estamos ante un concierto que casi es una sinfonía, tanto como por su duración como por su estructura con una intensa relación entre piano y orquesta, en la que no solo aquel instrumento es solista sino también otros atriles y muy especialmente el violonchelo en su evocador dúo con el piano del Andante. Si no estoy equivocado, fue el propio director de orquesta, Miguel Ángel Gómez-Martínez, quien le animó a tocarlo tras trabajar con él y apreciar sus posibilidades. Pérez Floristán, que cosechó el primer premio en el Concurso de Santander Paloma O’Shea en 2015 y también en el Steinway berlinés del mismo año, posee una técnica que le permite solventar la mayor parte de las dificultades de este Brahms, sobre todo, contando con la ayuda de un maestro como Gómez-Martínez, siempre al quite si llega el caso y siempre cuidando no apagar al solista con la orquesta. Primer y segundo tiempo, que son los que mayor madurez interpretativa requieren, pueden ser un peligro sin ese cuidado, que afortunadamente se sorteó. Fue una actuación muy prometedora y que confirma el buen camino emprendido por el joven, quien tuvo el gusto de dedicar la propina de Chaikovsky a su mentora Galina Eguiazarova, presente en la sala. En la segunda parte de un monográfico Brahms, su cuarta sinfonía, obra muy trabajada por el aún actual titular de la Orquesta Sinfónica de la RTVE y en la que sabe combinar los dos aspectos esenciales brahmsianos: el sonido compacto de su música con la claridad para que puedan escucharse todos los planos sonoros, lo que no es fácil. Un concierto que volvió a mostrar el buen momento de la RTVE tras su sobresaliente «Segunda» de Mahler la pasada semana.

Últimas noticias