MENÚ
viernes 22 marzo 2019
07:19
Actualizado

Lee Israel, cuatrocientas veces falsa

“¿Podrás perdonarme algún día?”, que se estrena el viernes, cuenta la increíble historia de la falsificadora de cartas de Hemingway, Dorothy Parker y Noël Coward

  • Melissa MacCarthy interpreta a la estafadora autora, que visitaba con frecuencia la Biblioteca Pública para las Artes Escénicas de Nueva York en busca de material que falsificar
    Melissa MacCarthy interpreta a la estafadora autora, que visitaba con frecuencia la Biblioteca Pública para las Artes Escénicas de Nueva York en busca de material que falsificar

Tiempo de lectura 5 min.

20 de febrero de 2019. 03:51h

Comentada
Toni Montesinos.  20/2/2019

ETIQUETAS

El pasado mes de septiembre, el Festival de Cine de Toronto clausuraba su edición de 2018 con la película «Jeremiah Terminator LeRoy», recreación de una de esas historias verídicas que están llenos de elementos tan asombrosos que incluso parecen inverosímiles en la ficción cinematográfica. Protagonizado por Kristen Stewart y Laura Dern, el filme contaba lo relacionado con el que fue todo un fenómeno de la cultura pop y editorial: un autor de pasado tormentoso –vida sórdida en estaciones de servicio y prostitución; posible enfermo de sida, bisexual y drogadicto– que publicó en 1999 la novela «Sarah» y el libro de cuentos «El corazón es mentiroso». Textos duros, aunque no exentos de humor, en que se contaban todo tipo de avatares vinculados a proxenetas y con el abandono familiar y la vulnerabilidad de un joven como trasfondo.

Pues bien, aquellos libros firmados por J. T. LeRoy, que supuestamente, a causa de su timidez, aparecía en público con gafas de sol y una peluca rubia, era algo así como un actor, una actriz, mejor dicho, pues su aspecto andrógino y lo que denominan fluidez sexual se encarnaban en una muchacha llamada Savannah Knoop (Stewart en la pantalla). En realidad, el autor, la autora, mejor dicho de esas duras narraciones que captaron la atención de un gran número de jóvenes y de un montón de celebridades del mundo del espectáculo, era una tal Laura Albert, la novia del hermano de Knoop. El engaño, al fin, se descubriría y la escritora tendría que pagar, para sufragar ciertas indemnizaciones, 350.000 dólares. Pero el negocio ya estaba montado y era imparable, como lo demuestra el hecho de que esta rocambolesca historia fue llevada a la pantalla con el título de «El corazón es mentiroso» (2004), basada en los textos de LeRoy –sobre la relación entre una drogadicta y alcohólica y su hijo pequeño–, por Asia Argento, sobre la cual trascendió años después que había tenido relaciones sexuales con uno de los actores, Jimmy Bennett, cuando este aún era menor.

Ahora, de nuevo el cine se encarga de recuperar de la realidad otro caso de identidad falsa apasionante, como también sucedía con la película británica del 2017 «La buena esposa», con Glenn Close como protagonista, en relación con un escritor que recibía el premio Nobel de Literatura: el de la falsificadora de cartas de actores y escritores famosos Lee Israel. Así, la película «¿Serás capaz de perdonarme?», protagonizada por Melissa McCarthy, conocida sobre todo por sus papeles cómicos –fue además candidata al Oscar como mejor actriz de reparto en «La boda de mi mejor amiga» (2011)–, cuenta la historia de una autora que en su día destacó como biógrafa de la actriz Tallulah Bankhead y de Estée Lauder, aunque en este caso con una biografía no autorizada que fue contrarrestada por la que publicó enseguida la propia gran dama de la industria cosmética, y de la columnista televisiva de triste fin Dorothy Kilgallen (libro que se convirtió en todo un superventas). Sin embargo, a inicios de los años noventa dio un vuelco rotundo y delictivo a su trayectoria. Solitaria y entregada al alcohol, y sin apenas dinero, se descubrió en una actividad que ella misma, pasados los años y sin arrepentimiento alguno, afirmaría que fue su gran talento.

Una vieja máquina de escribir

De tal modo que Israel, tras visitar la Biblioteca Pública para las Artes Escénicas, en el Lincoln Center, de Nueva York, e interesada en conseguir información de la actriz Fanny Brice, roba tres cartas mecanografiadas de ésta (que esconde ene interior de uno de sus zapatos para no levantar la menor sospecha, añade algo con una vieja máquina de escribir y se dispone a hacer negocio vendiéndolas a una librería.

De ahí en adelante, irá perfeccionando su técnica para ir falsificando documentos epistolares, eligiendo papeles y tipografías calculadamente adecuadas para simular que tiene en su poder –frente a coleccionistas y anticuarios, potenciales compradores– correspondencia de escritores como Dorothy Parker y Ernest Hemigway, Lillian Hellman o Eugene O’Neill, o actores como Humphrey Bogart. Pero el que se lleva la palma es, sin duda, el dramaturgo inglés Noël Coward, en relación con el cual crea toda una larga serie de cartas, y de esta manera Israel continúa, confiada en su habilidad y en no ser descubierta, visitando bibliotecas para obtener información que la ayude en su estafa o siguiendo con sus hurtos, usando máquinas de escribir antiguas y buscando maneras de calcar las caligrafías, como se aprecia muy bien en el filme. Pasaba horas, largas horas estudiando cuidadosamente las caligrafías, los estilos, tics y firmas de aquellos a quienes iba a falsificar. Una vez captado el estilo solo había que conseguir la máquina de escribir adecuada para no levantar sospechas.

Todo acabará para ella, no obstante, cuando un especialista en autógrafos y manuscritos, David Lowenherz, toda una autoridad internacional en este campo y editor del libro «The 50 Greatest Love Letters of All Time», perciba algo extraño acerca de una misiva de Hemingway que conocía, lo que da como resultado que el FBI investigue a la escritora, que en 1993 reconoce su culpabilidad después de que, como se calcula, hubiera adulterado o inventado unas cuatrocientas cartas. Se le impone entonces un castigo de seis meses de arresto domiciliario y se la conmina a que se trate, en vano, su alcoholismo. Mucho tiempo después, Israel se decidirá a publicar sus memorias (que en alguna entrevista comentaba que le gustó casi tanto o más que escribir las cartas), ya en el año 2008, con el título que ha tomado la película, «¿Podrás perdonarme?» («Can You Ever Forgive Me?»), que, dirigida por Marielle Heller –directora y guionista de cintas como «The Diary of a Teenage Girl»–, cuenta con otra actuación destacada, la del actor Richard E. Grant. Al fin, a la escritora y estafadora le llegará la muerte en 2014, a los setenta y cinco años, a causa de un mieloma, en una etapa en que estaba trabajando como editora de la revista especializada en educación «Scholastic».

«La cinta que llega a las salas este viernes es una película que, a lo largo del año 2018, ha obtenido importantes premios y candidaturas. Sin ir más lejos, tiene opciones al Oscar: al premio a mejor actriz (McCarthy), de reparto (Grant) y guion adaptado; también ha recibido candidaturas a los Globos de Oro (McCarthy y Grant) y a los Premios BAFTA (tres más, incluyendo mejor actriz). Asimismo, también ha cobntado con el reconocimiento desde dentro de la profesión, mediante el Círculo de Críticos de Nueva York, la Asociación de Críticos de Los Ángeles, la Asociación de Críticos de Chicago, el Sindicato de Guionistas y el Sindicato de Actores.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs